Viernes, 13 de Diciembre del 2019
turismo


Susana Baca celebra 50 años de Trayectoria

Publicado el 23/09/19

Desde abril pasado, Susana Baca vuelve a transitar, casi a diario, la ruta que la lleva desde Chorrillos hasta Independencia, lugar donde se encuentra el estudio de su amigo Oscar Huaranga, Bambú Records. La ganadora de dos Grammy Latinos suele abordar el Metropolitano para cumplir con una agenda de ensayos y grabaciones.

Son experiencias de calor humano, el mismo que recibe en las calles por decenas de compatriotas que, como ella, abordan el transporte público para ir a trabajar.

A todas aquellas personas que la formaron como la exponente de música afroperuana más importante les dedica sus “Memorias del Corazón”, espectáculo que dará en el Gran Teatro Nacional este 26 de setiembre por sus 50 años de trayectoria.

Recordar su pasado es también sonreírle al presente. Susana Baca, en sus inicios, tuvo que tocar puertas para poder grabar un álbum. “Como yo canto poesía, me dijeron que eso no se vendía (para las radios). Felizmente que no era así (risas), porque la gente se llevaba nuestros cassettes en las presentaciones que tenía”, sostiene la también investigadora, que tuvo como productor de varios de sus discos al mítico David Byrne.

Superación
Susana Baca ha contado diferentes pasajes de su vida en los que se enfrentó a la discriminación. A pesar de los atropellos, su música nunca dejó de sonar. Haber pasado por estas experiencias la ha dotado de rebeldía para poder dar esperanzas a los niños de diferentes zonas vulnerables del país.

“He tenido la oportunidad de conocer la rabia que siente la gente porque vive en un extremo de pobreza que a veces le impide avanzar. No tener para educar a sus hijos. Todo eso está en mi campo, en mi música, porque lo he vivido muy de cerca”, afirma Baca.

Es por ello que doña Susana se conmueve tanto con nuestra realidad, porque ha “curioseado” —como ella bromea sobre su labor de investigadora— y también cantado poesía, pero llevándole esperanza a quienes la escuchan.

Nació el 24 de mayo de 1944 en la ciudad de Lima, hija de Ernesto Baca Ramírez y de Carmen de la Colina Gonzáles. Susana desciende de una de las familias más ilustres de la música afroperuana: los De la Colina, provenientes de San Luis de Cañete siendo prima hermana de Ronaldo Campos y Caitro Soto. Es responsable, junto a su esposo y representante el sociólogo Ricardo Pereira, de la recuperación de armonías y ritmos casi olvidados de la música afroperuana.

Estudió educación en la Universidad Enrique Guzmán y Valle “La Cantuta”, en donde se graduó en 1968. Esta misma institución le concedió el 20 de noviembre del 2009, el Doctorado Honoris Causa.

En 1995, Luaka Bop, el sello creado por David Byrne, sorprendió con la edición de un trabajo recopilatorio que reflejó El alma del Perú Negro, en él se encontraba María Landó, una canción que llevaba impresa la voz y la interpretación de quien, con el tiempo, se convertiría en la principal referente de la tradición musical afroperuana y una de las más destacadas artistas latinoamericanas de la música folklórica. Pero en la carrera de Susana Baca no sólo el aporte de David Byrne ha sido fundamental. Chabuca Granda, famosa cantante y compositora, se convirtió en otra pieza clave en la carrera de Susana. La autora de “Fina Estampa” y “La flor de la canela”, encontró en Susana a su sucesora, a tal punto que la contrató como ayudante personal y la alojó en su propia casa.

Premios y distinciones
Entre los numerosos premios recibidos por Susana Baca está el Premio Latin Grammy obtenido en 2002, por su álbum Lamento Negro, en la categoría «Best Folk Album». Este mismo álbum recibió además una nominación para el Grammy de ese mismo año en la categoría «Best World Music Album». El disco fue grabado originalmente en 1986, para ser luego reeditado en el sello Luaka Bop, del cantante norteamericano David Byrne. Las letras de algunas canciones se basan en poemas de Pablo Neruda y César Vallejo. También ha sido distinguida con la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa, y la Orden al Mérito de la República del Perú.

En noviembre de 2011, obtuvo el segundo Latin Grammy de su carrera por la colaboración que realizó con el grupo puertorriqueño Calle 13 en la canción “Latinoamérica”, junto también con la cantautora brasileña María Rita y la artista colombiana “Totó” La Momposina.

Ha compartido escenario con artistas como Lila Downs, Mercedes Sosa, Calle 13, Totó la Momposina, Maria Rita, Snarky Puppy, Alejandro y María Laura, Bareto, Chambao, Carmen París, Albita Rodríguez, Herencia de Timbiquí, Marc Ribot, Yusa, Marta Gómez, Gilberto Gil, Chabuca Granda, Luzmila Carpio, Los Cojolites, Eugenia León, Omara Portuondo, entre otros.









Carros Hyundai