Domingo, 22 de Septiembre del 2019
turismo


Desfile Cívico Militar: Limeños vivieron una fiesta de todas las sangres y colores

Publicado el 30/07/19

Música, baile, comida, selfies y mucha alegría en celebraciones patrias

La Av. Brasil y sus alrededores fueron una fiesta multicolor que la ciudadanía disfrutó con mucho entusiasmo en una fecha tan especial como el aniversario patrio, que se vivió en medio de danzas típicas, de música de las tres regiones y de un vistoso Desfile Cívico Militar.

El fervor patriótico que suele asomar en estas fechas se acentuó cuando la gente se percató de la presencia de los deportistas que ganaron para el Perú las primeras medallas en los Juegos Panamericanos Lima 2019.

La ovación de los presentes no se hizo esperar para los medallistas que ya lograron subir al podio de los mejores. La velocista Gladys Tejeda, quizás la más conocida para el público en general, fue aclamada en reconocimiento a la entrega que pone en cada competencia en su lucha por la gloria.

La presencia de los medallistas fue una verdadera sorpresa porque solo se había anunciado una delegación de Lima 2019 compuesta por trabajadores pero nadie esperaba verlos. Por eso, la emoción y el orgullo de ganadores que nos invade últimamente a los peruanos se vieron exacerbados con los deportistas.

Más aún cuando en la retina de todos aún está presentes las imágenes de la majestuosa ceremonia de inauguración que dejó a más de uno boquiabiertos por su belleza y su perfección y más orgullosos de ser peruanos.

La fiesta multicolor se inició con el pasacalle organizado por el Ministerio de Cultura que llevó a la avenida Brasil la alegría de las pallas de Corongo, el compás del Carnaval de Arequipa y la elegancia y ritmo de la marinera norteña.

El público gozó esta fiesta desde sus previos. Muy cerca al lugar del desfile, los diversos agrupamientos realizaban sus últimos ensayos apoyados por las bandas musicales y las familias aprovechaban para tomarse los selfies respectivos con los músicos y con los vehículos militares que esperaban sus turnos para pasar frente al estrado principal, donde se encontraban las autoridades encabezadas por el presidente Martín Vizcarra.

Pero una fecha como esta no puede estar completa si no hay vendedores que ofrecen al público todo lo imaginable. Las banquitas de plástico para ver el desfile cómodamente a solo cinco soles, los polos rojiblancos para estar a tono con las fechas, la comida para todo gusto y las vinchas con frases alusivas al amor a nuestro Perú ya son parte de la parafernalia de Fiestas Patrias.

A ese negocio se sumaron algunas familias residentes en la zona que aprovecharon la oportunidad de lograr algunas monedas extra, ofreciendo refrigerios, jugos, café y también el menú completo para la hora del almuerzo.

La ocasión sirvió también para que el Ministerio de Salud despliegue diez “food trucks” o camiones “Sazón de hierro”, que entregaron a los presentes platos de arroz chaufa con sangrecita y recetarios de platos que se pueden preparar con este insumo para evitar o combatir, según sea el caso, la anemia.

También el Ministerio del Ambiente entró en acción, promoviendo la actitud cívica de no ensuciar las calles y depositar los residuos en los tachos de basura. Sus promotores repartieron al público y a los vendedores bolsas de papel con lemas alusivos al cuidado del medioambiente.

Finalizado el tradicional desfile del 29 de julio, el presidente Vizcarra decidió regresar a Palacio de Gobierno en un jeep descapotable, recibiendo los saludos de la gente en todo el trayecto.

Foto: Andina.

 









Carros Hyundai