Miercoles, 17 de Julio del 2019
turismo


cinemark cineplanet cine star cine uvk

Cine en el Goethe-Institut Marzo 2019

Publicado el 19/03/19

Miércoles 20 de Marzo – 7:30 PM
Ingreso Libre hasta completar aforo
Subtítulos al español, apta para todos.

TIMM THALER O LA RISA VENDIDA
(Timm Thaler oder das verkaufte Lachen)

Director artístico: Andreas Dresen, color, 102 min., 2015/2016

 
Timm Thaler es un chico a quien en realidad la vida no le sonríe. Su madre ha muerto y pronto su padre también pierde la vida. Sin embargo a Timm le gusta reír y su risa contagia a quienes lo rodean. Esto incita al demoníaco barón Olbaid a urdir un plan: Timm debe venderle su risa, y a cambio nunca más perderá una apuesta. El humilde chico llega a ser inmensamente rico – y a la vez empobrece, pues debe quedar a merced del malvado socio y contrincante. Su única salvación sería perder una apuesta, pues entonces Olbaid tendría que devolverle la risa. Con mucha fantasía y sin escatimar gastos, Andreas Dresen ha puesto en escena el best seller de James Krüss que lleva el mismo título (1962), cuya primera adaptación como serie televisiva (1979) fue todo un éxito. Al final se llega a la conclusión de que nada posee tanto valor como para vender el alma a cambio.
 
Especificaciones técnicas
 
Timm Thaller no tiene muchos motivos para reír. El chico perdió a su madre a temprana edad, vive humildemente y para colmo su padre pierde la vida en un accidente laboral. Lo que aun le queda al chico es su fascinante y contagiosa risa. Y también la perderá, no a causa de sus dolorosas experiencias con su malvada madrastra Lydia y su hijo Erwin, sino porque un misterioso y siniestro desconocido llamado barón Olbaid le compra su risa. ¿A qué precio? Timm, que solía acompañar a su padre a las carreras de caballos y casi siempre debía soportar verlo perder, en el futuro nunca volverá a perder una apuesta. En caso contrario, Olbaid tendría que devolverle la risa.
 
El trato funciona. Timm gana tantas apuestas de caballos como quiere, aunque ya no puede reír, sobre todo porque la parejita de pillos Behemot y Belial (¡los nombres hacen referencia a diabólicos antepasados míticos!) le quitan muchas veces sus ganancias. Pero Timm logra incluso ganar una inmensa lápida para su padre muerto. Olbaid empero ríe, ríe hasta el borde de la locura. En su extravagante central de poder exige a sus colegas que sigan fabricando sólo productos graciosos. Behemot y Belial también trabajan para él, y transformados en ratones, deben espiar a Timm. Sólo su amiguita Ida, la hija del panadero, parece notar que algo raro le pasa al chico. Timm quiere recobrar pronto su risa y busca a Olbaid quien entretanto ha embaucado a Ida (por sus bellos ojos). Cuando Tim acepta trabajar de ascensorista en el “Grand Hotel”, conoce al barman Kreschimir en quien encuentra un valeroso amigo. Éste descubre que el nombre Olbaid no es otra cosa que el anagrama de “Diablo”. Mediante una astuta apuesta Timm pone al Maligno en tal aprieto que pronto se difunde la noticia de que el barón se ha suicidado y con la herencia Timm se convertirá en el muchacho más rico del mundo. Pero el mal no se deja exterminar sin más. El supuesto hermano gemelo de Olbaid se presenta como tutor de Timm, pero el muchacho logra ganar otra astuta apuesta contra él.
 
TIMM THALER ODER DAS VERKAUFTE LACHEN (TIMM THALER O LA RISA VENDIDA) se basa en el libro infantil de James Krüss publicado en 1962 bajo el mismo título, que a poco de aparecer se convirtió en best seller y en 1979 como serie televisiva fué un éxito. El tema básico – el alma vendida al diablo – tiene una larga tradición en la literatura alemana, desde “Fausto” de Goethe, “La maravillosa historia de Peter Schlemihl” de Adelbert von Chamisso (cuyo protagonista vende su sombra), hasta “Doctor Faustus” de Thomas Mann. También en el cine mudo alemán este tema aparece con frecuencia, como en las diferentes versiones de EL ESTUDIANTE DE PRAGA (aquí el objeto del diabólico deseo es la imagen del estudiante pobre reflejada en el espejo).
 
El director Andreas Dresen, cuya nueva versión a ratos diverge claramente del original, consiguió una obra tan adecuada para niños como James Krüss en aquel tiempo. Dresen narra la historia enmarcada en una ciudad alemana en los años veinte, pero rompe estos márgenes al insertar una secuencia animada sobre un labrador en Nigeria que pierde su campo y su agua embaucado por Olbaid y sus secuaces. El turbocapitalismo es obra del demonio, reza el mensaje. “Ya que el diablo puede viajar por el tiempo y el espacio, también la película a partir de cierto momento entra en la fábula y aplica elementos modernos.” (Dresen) Al mismo tiempo, el director introduce en su película imágenes “de contrabando” que más bien funcionan como chistes especiales para adultos, sin que jamás perturben el carácter de la escenificación. Olbaid pronuncia un discurso vestido de tal manera que se ve igual a Steve Jobs, el fundador de Appel. En una gran fiesta del barón en el Grand Hotel, Gaddafi o una oligarca rusa parecen sentirse muy a gusto en medio de una sospechosa concurrencia de poderosos y magnates. Andreas Dresen: “Aquí se plantea la importante pregunta: ¿Qué estoy dispuesto a sacrificar para satisfacer mis anhelos de bienestar? ¿Qué precio pagamos en un mundo que ya sólo persigue el lucro y la riqueza? La película trata un tema serio, aun cuando éste se presenta entretenido y ligero.” Última frase del narrador: “¡Si la gente ríe, el diablo ha perdido su poder!”

 

Biografía

Andreas Dresen nació en Gera en 1963. Tras el bachillerato trabajó como técnico de sonido en el Teatro de Schwerin y completó un trabajo voluntario en los estudios de cine de la productora estatal DEFA. De 1986 a 1991 estudió dirección en la Academia de Cine y Televisión “Konrad Wolf” de Potsdam/Babelsberg. Desde 1992 trabaja como autor y director independiente. Su primer largometraje STILLES LAND (PAÍS EN SILENCIO) (1992) le aportó el Premio Cinematográfico de Hesse (Hessen?) y el Premio Alemán de la Crítica. Con su película de episodios ENCUENTROS NOCTURNOS Dresen logró gran aceptación en el Festival Internacional de Cine “Berlinale” de 1999. Dos años después la película HALBE TREPPE (EL QUIOSCO) fue un éxito rotundo y ganó entre otros el Oso de Plata en la Berlinale y el Premio de Plata del Cine Alemán. El mayor éxito público que Dresen consiguiera hasta ahora fue con VERANO EN BERLÍN en 2006. Dresen también filma documentales, como HERR WICHMANN VON DER CDU (EL SEÑOR WICHMANN DE LA CDU) y siempre vuelve a trabajar en el teatro, como por ejemplo en Leipzig y Berlín. En la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes de 2011 Dresen presentó su drama PARADA EN PLENA VÍA, donde observa cómo repercute en un hombre y su familia el diagnóstico de un tumor cerebral inoperable. En 2016/2017 Dresen realizó la primera película infantil y juvenil de su carrera: TIMM THALER ODER DAS VERKAUFTE LACHEN (TIMM THALER O LA RISA VENDIDA) (2017). La adaptación de Dresen fue nominada para el Premio de Cine Alemán en la categoría “Mejor Película Infantil”. Dresen es miembro de la Academia de Artes Berlín-Brandeburgo, de la Academia de Cine Europeo y miembro fundador de la Academia Alemana de Cine. Vive en Potsdam.
 
Filmografía (Selección)

 
1991/92 STILLES LAND (PAÍS EN SILENCIO)
1993      KUCKUCKSKINDER (HIJOS DEL CUCLILLO)
1998/99 ENCUENTROS NOCTURNOS
2000      DIE POLIZISTIN (LA MUJER POLICÍA)
2001/02 HALBE TREPPE (EL QUIOSCO)
2002/03 HERR WICHMANN VON DER CDU (EL SEÑOR WICHMANN DE LA CDU)
2004/05 WILLENBROCK (WILLENBROCK)
2004/05 VERANO EN BERLÍN
2007-09 WHISKY CON VODKA
2007/08 EL SÉPTIMO CIELO
2010/11 PARADA EN PLENA VÍA
2013-15 CUANDO SOÑÁBAMOS
2015-17 TIMM THALER ODER DAS VERKAUFTE LACHEN (TIMM THALER O LA RISA VENDIDA)
2017/18 GUNDERMANN (GUNDERMANN)
 
Hans Günther Pflaum, 07.12.2017









Carros Hyundai