Martes, 11 de Diciembre del 2018
turismo


Perú obtiene premio internacional en robótica gracias a alumnos de la Universidad Católica San Pablo de Arequipa

Publicado el 05/12/18

Lima, 05 diciembre de 2018. Nuevamente, los estudiantes de Ciencia de la Computación de la Universidad Católica San Pablo (UCSP) de Arequipa, dan a Perú un trofeo en robótica. Ángel José Sucapuca Díaz, María Alejandra Cornejo Lupa y Gonzalo Alejandro Ascuña Flores, que conformaron el único equipo peruano entre los 23 competidores, lograron el subcampeonato en la categoría Estándar Educational Kit (SEK) de la Competencia Latinoamericana de Robótica (LARC) realizada en Brasil.

En la categoría SEK, los participantes armaron un robot autónomo usando kits educativos, los que debían cumplir el reto planteado por los organizadores. En este caso el robot debía simular a un auto que recogía a personas (monigotes hechos de tecnopor) a lo largo de un camino que representan a las calles de una ciudad y llevarlos hasta la plaza.

“Para nosotros este es un gran logro que nos demuestra que podemos estar a la altura de competidores de Brasil, país líder en robótica en Sudamérica. Con esfuerzo y buenos mentores hemos conseguido este trofeo para el Perú. Es un impulso para seguir aprendiendo y compitiendo pues en la Universidad tenemos el mismo nivel de conocimientos que en el extranjero”, refiere Ángel Sucapuca, capitán del equipo Dutx-Larvic.

La competencia constó de una ronda de selección, en la que solo quedaron 16 participantes. En esta fase, el equipo de la UCSP ocupó el 3 lugar. En la segunda, de eliminación directa, llegaron hasta la final donde se enfrentaron con un equipo mexicano.

“Fue una competencia muy reñida, nuestro robot aprendió muy bien el camino y recogió a dos personas colocadas al azar en la plataforma. La diferencia la marcó el recojo de la tercera persona, allí el equipo mexicano nos superó solo por 15 segundos terminando la prueba antes”, contaron los universitarios. 

Ángel, María y Gonzalo integran el Laboratorio de Robótica y Visión Computacional (Larvic) y el Club de Robótica de la UCSP, como instructores. Ambas áreas forman parte del Departamento de Ciencia de la Computación de la San Pablo. El trabajo que allí realizan les fue muy valioso para prepararse para la competencia, además de la experiencia que tienen en torneos similares y en otras de soccer (fútbol) de robots autónomos.

Los muchachos se prepararon 3 meses antes de ir a Brasil. En ese tiempo estudiaron la competencia y el desenvolvimiento de los participantes en años anteriores, se distribuyeron roles para mejorar su robot, al que le hicieron distintas pruebas para analizar su desempeño. En esta labor contaron con el apoyo del Dr. Dennis Barrios, director del Larvic-UCSP y del Club de Robótica de la misma Universidad.

“El robot lo potenciamos, le incorporamos un cerebro (CPU) más para que pueda procesar mejor la información de los 8 sensores que le instalamos para que detecte distintos colores, la luz y la presencia de objetos. Con estos elementos, el robot pudo entender mejor el entorno en el que se desplazó”, explicó María, responsable de la programación.

Gonzalo, quien se hizo cargo de la construcción del robot, detalló que una de las ventajas es que le incorporaron una garra que hacía más efectivo el recojo de las ‘personas’, a diferencia de las pinzas. También colocó dos piezas a los costados, a manera de protectores de los sensores, que a la vez evitaba choques cuando el robot debía pasar por caminos con muros o puertas.

Para Ángel, María y Gonzalo este trofeo los ayuda a plantearse nuevos retos en cuanto a competencias de robótica. Su objetivo es llegar al mundial que se realizará en Australia, el próximo año. Además, los ayuda mucho en su labor de instructores, pues con el mismo kit con el que compitieron, enseñan robótica a niños desde los 6 a 13 años de edad.

“Este trofeo nos va a ayudar a motivar a más niños a inmiscuirse en el desarrollo tecnológico, pues van a ver que con lo mismo que están aprendiendo se puede ganar una competencia internacional. Además, es muy bueno que desde pequeños reciban estos conocimientos porque pueden comprenderlos más rápido y con más facilidad”, finalizaron los subcampeones.