Martes, 11 de Diciembre del 2018
turismo


Los cinco Equipos más perjudicados por las Lesiones

Publicado el 11/12/18

El fútbol es una cuestión de habilidades, pero también de azar y de fortuna. No se puede ganar solamente jugando bien sino que se tiene que disponer mínimamente del favor de los astros y de las circunstancias. Entre estas situaciones casuales, las que suelen influir de manera negativa son sin duda las lesiones, que se abalanzan sobre los jugadores en los momentos más inesperados y llegan a perjudicar un momento de la temporada o incluso la campaña entera en la que se está jugando.

En el paso tantas fueron las lesiones que quebraron durante un tiempo las esperanzas de jugadores de primer nivel como Ronaldo Nazario, Roberto Baggio o Diego Armando Maradona. Si es cierto que en los últimos años tanto la medicina como la prevención a las lesiones aportaron una serie de mejoras, es verdad también que es imposible evitar del todo las lesiones. Un movimiento equivocado, el malestar del terreno de juego o un contraste muy duro a nivel físico pueden ser fatales para un jugador. El caso de Mohamed Salah, que se lesionó en la pasada final de la Champions entre su Liverpool y el Real Madrid, a la postre ganador del título, y tuvo que salir del partido sin haber apenas jugado es el último al que se puede hacer referencia. Pero ¿cuáles son los equipos europeos más perjudicados por las lesiones?

Si tomamos en cuenta las bajas de un periodo mínimo que va de las cinco a las diez semanas, vemos como en Europa es el Milan el equipo que más bajas a largo plazo ha sufrido, ya que el total de los partidos que se han perdido sus jugadores en la temporada pasada ha sido de 68 encuentros, un porcentaje muy alto al que se acerca solamente el Arsenal, con un promedio de 67,9.

Lo que sí cabe destacar es que la mayoría de los equipos que han tenido que hacer frente a muchas bajas militan en la Premier League inglesa, el torneo más duro y exigente desde el punto de vista físico, en el que se juega durante todo el año y están en juego dos copas nacionales. De hecho, después del Arsenal están el West Ham, el Tottenham y el Liverpool, que rondan los 67 partidos perdidos en total por sus elementos. Estas lesiones son seguramente el fruto de un elevado desgaste físico al que se suponen los jugadores en cada partido. Y en el caso del Liverpool es debido también al elevado esfuerzo requerido por el juego predicado por el técnico alemán Jurgen Klopp, que con su gegenpressing y su táctica de fútbol vertical exprime a sus jugadores, aunque hay que recordar que la lesión de Salah en la pasada final contra el Real Madrid fue provocada por un choque con Sergio Ramos.

En definitiva, se puede destacar que los equipos que más lesiones han sufrido no han acabado ganando nada el año pasado. Lo que hace entender que para ganar en el fútbol se necesita ante todo salud y suerte.