Jueves, 5 de Diciembre del 2019
turismo


Falleció la actriz Sondra Locke, pareja de Clint Eastwood durante 14 años

Publicado el 14/12/18

La actriz y directora Sondra Locke ha muerto en su casa de Los Ángeles a los 74 años. Locke, que fue nominada a los Oscars y a los Globos de Oro en 1968 por su primer trabajo, The Heart is a Lonely Hunter (El corazón es un cazador solitario), y que coprotagonizó seis películas con Clint Eastwood, falleció el 3 de noviembre por un paro cardíaco derivado de un cáncer de mama y de huesos, según consta en el certificado de fallecimiento al que ha tenido acceso Associated Press. La noticia de su muerte no se había dado a conocer hasta este jueves, más de un mes después, cuando la página de entretenimiento Radar Online la ha divulgado.

El Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles ha confirmado el fallecimiento a la revista Variety, y la cineasta Sam Taylor-Johnson publicó hace cinco días una historia en Instagram con imágenes de Locke junto al mensaje “RIP Sondra Locke”.

Locke era muy conocida por las seis películas que hizo con Eastwood, de quien fue pareja durante casi 14 años a partir del western The Outlaw Josey Wales (El fuera de la ley) en 1976. Cuando se conocieron, “un amor a primera vista”, según Locke, Eastwood estaba casado con Maggie Johnson, de la que no se divorció oficialmente hasta 1984. Ella también estaba casada entonces con su amigo de la infancia Gordon Anderson, que se declaró homosexual en 1997. Anderson y Locke contrajeron matrimonio en 1967 y han seguido unidos legalmente hasta su muerte. De hecho, fue él quien informó de la muerte de Locke, a quien llamaba “hermana”.

La ruptura de la pareja Locke-Eastwood, que no tuvo hijos —la actriz se sometió a dos abortos y se ligó las trompas durante su relación con el actor—, fue una de las más sonadas en Hollywood y acabó con un litigio en los tribunales y un acuerdo in extremis. Según admitió Eastwood en 2002, tuvo dos hijos en secreto durante los últimos años de relación con Locke.

De belleza fina y picassiana, su nombre real era Sandra Louise Smith, aunque cambió su apellido por el de su padrastro y asumió el nombre artístico de Sondra. Nacida el 28 de mayo de 1944 en el seno de una familia disfuncional —nunca conoció a su padre—, creció en Shelbyville (Tennessee), donde estudió arte dramático, trabajó en una emisora de radio e hizo sus primeros pinitos en la interpretación en varias obras de teatro antes de ganar un concurso nacional de talentos en 1967 para coprotagonizar The Heart is a Lonely Hunter junto a Alan Arkin. Su debut por todo lo alto la convirtió en una joven promesa, pero dirigió su carrera hacia la televisión, donde participó en las series El planeta de los simios, Kung Fu o Galería nocturna.

Tras conocer a Eastwood, la actriz solo trabajó en películas con él por imposición del actor, que también dirigió todas de las cintas que hicieron juntos. Hubo dos excepciones: interpretó a la cantante Rosemary Clooney en una película biográfica para televisión en 1982 y dirigió la cinta Ratboy en 1986. Su etapa juntos incluye títulos reconocidos como Bronco Billy y Ruta suicida; otras cintas prescindibles, y éxitos comerciales como la comedia Every Which Way But Loose (Duro de pelar), en 1978, y su secuela Any Which Way You Can (La gran pelea), de 1980. Su último trabajo con Eastwood fue Sudden Impact (Impacto súbito), del detective Harry el Sucio, en 1983. En sus películas, ella hacía de prostituta o de mujer traumatizada. En tres de ellas Eastwood la salva de una violación.

En la pantalla, se dijeron de todo. Por ejemplo, en Ruta suicida, Locke espeta a Eastwood: “Veo que maltratar a las chicas te excita. Se nota 100% que eres maricón”. Él replicaba: “En una escala del uno al diez, le daría un dos. Y aún creo que soy generoso”.

En 1989, Eastwood puso fin a la relación y, aprovechando una ausencia de ella, el actor cambió la cerradura y tiró las cosas de Locke a la calle de la mansión de Bel Air en la que convivían. La actriz demandó a Eastwood primero en busca de una pensión alimenticia y luego por fraude. También había demandado Warner por conspirar con Eastwood para sabotear su carrera. Acusaba al actor de haberse llevado importantes réditos de las películas en las que ambos eran coprotagonistas, mientras que su retribución era baja.

En 1996 llegaron a un acuerdo por una cantidad no revelada y ella retiró la demanda minutos antes de que el jurado emitiera su veredicto. La actriz confesó que no tendría que preocuparse de trabajar tras el acuerdo, pero subrayó que no demandó al actor por dinero, sino en defensa de sus derechos profesionales.

La autobiografía de Locke, titulada The Good, the Bad, and the Very Ugly (El bueno, el malo y el muy feo) y publicada en 1997, incluye un relato pormenorizado del trato que le dispensó Eastwood tras la separación, así como de su tormentosa relación. Según contó la actriz, el título del libro, jugando con el nombre de una de las más famosas películas del actor, se ajusta muy bien a su historia juntos.

Como directora, firmó Impulse en 1990, la película para televisión Death in Small Doses, en 1995, y la película independiente Do Me a Favor, protagonizada por Rosanna Arquette. Sus últimos trabajos como actriz son Clean and Narrow (2000), The Prophet’s Game (2000) y Ray Meets Helen (2017).

A Locke le diagnosticaron por primera vez cáncer de mama en 1989 y se sometió a una mastectomía doble en 1990. El cáncer se le reprodujo hace tres años. Vivía con el doctor Scott Cunneen, su pareja sentimental desde hacía 10 años. Ha sido enterrada en el cementerio Westwood Village de Los Ángeles.









Carros Hyundai