Viernes, 14 de Diciembre del 2018
turismo


19 Estatuas enterradas y olvidadas en Perú rompen su silencio de 800 años

Publicado el 14/12/18

Un cuarto lleno de ídolos misteriosos y enmascarados ha sido descubierto en Perú

En lo profundo de la enorme ciudadela de una Antigua Cultura Peruana, los Arqueólogos han descubierto un corredor que contiene 19 misteriosas estatuas de madera negras.

Algunos llevan máscaras de arcilla, escondidas en nichos especiales que cubren las paredes. La misteriosa alineación fue descubierta en las ruinas de la gran ciudad capital de Chimú, Chan Chan, que aún está mostrando sus secretos.

Y después de que termines de leer este interesante artículo, te invitamos a visitar Betway apuestas en línea, la mejor y más confiable casa de apuestas deportivas de internet.

Tienen alrededor de 800 años y pueden haber servido como figuras de tipo “guardián”, según los arqueólogos que las descubrieron.

“En el pasillo, recientemente encontrado en la ciudadela de Chan Chan, se encontraron 19 ídolos de madera cubiertos con máscaras de arcilla”, anunció la ministra de Cultura, Patricia Balbuena, en una conferencia de prensa.

Cada una mide aproximadamente 70 centímetros de altura (27.5 pulgadas), y cada una de las figuras representa un carácter antropomórfico diferente. Sus máscaras son de arcilla beige, y cada una lleva un cetro, con un objeto circular en la parte posterior que podría representar un escudo.

El pasaje de 33 metros (108.2 pies) bordeado por estas figuras desconcertantes probablemente condujo a un patio ceremonial en el complejo amurallado de Utzh An.

“Suponemos que son guardianes”, dijo el arqueólogo Henry Gayoso Rullier al periódico peruano El Comercio.

“Podrían pertenecer a la etapa intermedia de Chan Chan, entre 1100 y 1300 D.C, y estaríamos hablando de las esculturas más antiguas que se conocen en este sitio”.

Perú tiene una gran cantidad de tesoros arqueológicos porque una vez fue el hogar de varias culturas antiguas. Sitios como Machu Picchu del Imperio Inca y Kuélap, un asentamiento amurallado construido por la cultura Chachapoyas, atraen a turistas e investigadores por igual.

Chan Chan es uno de los sitios mágicos de Perú. Una vez la ciudad más grande de la era precolombina en Sudamérica, Chan Chan fue construida por la cultura Chimú en algún momento alrededor de 850. El área ha sido una bendición para los arqueólogos que estudian las sociedades antiguas, y es un área que sigue otorgando grandes tesoros arqueológicos.

Realmente se encontraron veinte estatuas, pero una de ellas estaba completamente destruida.

Cada una de las estatuas representa un “carácter antropomórfico” diferente y la todavía no se conoce el significado que representan cada una de estas estatuas encontradas en Chan Chan.

Además de las estatuas de madera, también se dio a conocer un relieve de pared. El relieve presenta motivos ondulados, pergaminos y un “motivo zoomorfo” de un felino o un animal lunar.

La civilización chimú se remonta a hace unos 850 años y se cree que alcanzó el cenit de su expansión a fines del siglo XV cuando cayó al Imperio Inca poco después de eso.

Chan Chan fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986. El diseño de la ciudad refleja una “estrategia política y social estricta, enfatizada por su división en nueve ‘ciudadelas’ o ‘palacios’ que forman unidades independientes”, según la UNESCO.

El sitio arqueológico cubre 7.7 millas cuadradas (20 kilómetros cuadrados), con énfasis en múltiples palacios amurallados hechos de adobe en el sitio precolombino más grande de las América.

Ubicada cerca de la moderna ciudad peruana del norte de Trujillo, Chan Chan estaba compuesta por 10 ciudadelas, o palacios amurallados, en su centro de seis kilómetros cuadrados de una ciudad más amplia.

Es un descubrimiento sumamente importante por su antigüedad y la calidad de su decoración.

Solo quedan 14 kilómetros cuadrados del complejo original, que se encuentra actualmente amenazado por el clima, el saqueo y la invasión residencial.

Unas 500 personas, incluidos 50 arqueólogos, están trabajando en proyectos de investigación y preservación en Chan Chan actualmente.