Viernes, 14 de Diciembre del 2018
turismo


Inauguran nueva Unidad de Producción en La Pampilla con una Inversión de US$ 741 millones

Publicado el 15/11/18

Con la importante participación de Su Majestad El Rey de España, Felipe VI y del Presidente Constitucional de la República, Martín Vizcarra, se ha celebrado una señalada ceremonia inaugural que culmina el proceso inversor de Repsol en Refinería La Pampilla que permite la producción local de la totalidad de combustibles líquidos (gasolinas y diésel) con bajo contenido de azufre (menos de 50 partes por millón), compromiso que fuera asumido por las refinerías nacionales con el Estado, lo que aporta a salvaguardar la calidad de aire y la salud de todos los peruanos, al producir combustibles responsables con el medio ambiente.

El Presidente de Repsol S.A., Antonio Brufau, invitó a Su Majestad el Rey Felipe VI y al Presidente Martín Vizcarra a develar la placa que simboliza la culminación de este proceso inversor de 741 millones de dólares, a fin de incrementar las instalaciones de Refinería La Pampilla para producir combustibles con bajo contenido de azufre.

Las nuevas gasolinas producidas en La Pampilla, además de reducir las emisiones de dióxido de azufre significativamente, cuentan con mejoras de calidad en su composición, con valoradas prestaciones de acuerdo a las especificaciones técnicas de los vehículos modernos, que buscan mayor eficiencia y están provistos de sistemas de control de emisiones gaseosas.

Es destacable mencionar que la construcción de estas unidades se ha llevado a cabo aplicando los más altos estándares en seguridad y gestión ambiental, valores fundamentales para Repsol, lográndose realizarlas sin accidentes con pérdida de días de trabajo. Para su ejecución se han requerido cerca de 11 millones de horas hombre, empleando a más de 2,500 personas. Cabe mencionar que en el 2016 se cumplió con la primera etapa, con la puesta en producción de las unidades de desulfuración de diésel.

Repsol reafirma su compromiso por la sostenibilidad y por la calidad de sus productos, dando respuesta a las expectativas de los diferentes grupos de interés, facilitando el acceso a energía más limpia, con producción local de combustibles ambientalmente responsables que contribuyen con el desarrollo saludable de las personas en la sociedad.