Viernes, 14 de Diciembre del 2018
turismo


Consideraciones para elegir una Carrera Universitaria

Publicado el 14/11/18
  • La mayoría de estudiantes tiene dificultad al elegir una carrera profesional sobre todo si no hay apoyo de padres y maestros.
  • Reconocer la orientación vocacional permitirá identificar habilidades e intereses que guíen hacia la carrera universitaria.
  • En la actualidad hay jóvenes con cursos de postgrado, pero carecen de experiencia laboral.

La visión social ha establecido que la elección de la Carrera Profesional, por lo general, esté centralizada en el 4° y 5° año de secundaria, cuando debería ser un trabajo realizado desde el sexto grado de primaria orientando su desarrollo hacia todo el nivel secundario.

Así lo explicó la Magister Elva Franco Delgado, psicóloga de profesión y docente de la Escuela Profesional de Psicología de la Universidad Católica San Pablo de Arequipa, quien ha realizado estudios sobre orientación vocacional, preferencias profesionales de los jóvenes y los indicadores de la conducta vocacional que establecen la elección de la carrera profesional.

“La gran mayoría de estudiantes tienen dificultades al elegir la carrera, en especial si no tienen el apoyo de sus padres ni de sus maestros. Se debería reconocer la orientación vocacional como una herramienta importante para el desarrollo de la persona y para la elaboración del proyecto de vida”, indicó la docente de la UCSP.

En ese sentido, Elva Franco explicó que la orientación vocacional está enfocada en que la persona pueda identificar en sí misma un conjunto de habilidades e intereses que la ubiquen en una preferencia profesional, además de tener una mirada directa a las oportunidades que su realidad puede ofrecerle.

Para la especialista de la UCSP es importante que desde la adolescencia los estudiantes piensen lo que quieren para su futuro, por lo que consideró clave la famosa pregunta ¿Qué quieres ser cuando seas grande?, que la consideró como una de las primeras expresiones del desarrollo de la identidad de la persona.

En ese sentido, la especialista brindó algunos consejos para los jóvenes que aún no tienen claro la carrera a seguir, de acuerdo a factores internos (aptitudes, intereses y personalidad) y externos (familia, entorno y situación geográfica) que los envuelven:

  • Conocerse: Procurar realizar actividades que permitan un mejor conocimiento sobre las habilidades (en qué es bueno), debilidades (lo que se puede mejorar), y oportunidades y amenazas (establecidas por el entorno social).
  • Investigar: Una vez que se identifiquen posibles carreras de interés, se debería buscar información sobre ellas como centros de estudios, cursos, campos de acción, actividades que se realiza y posibilidades de un desarrollo laboral.
  • Organizar: Es importante que el tiempo dedicado al estudio y al entretenimiento sea organizado para poder cumplir con los objetivos de vida trazados.
  • Soñar: Es válido soñar y crear un proyecto de vida. Lo importante es establecerse metas y precisar cómo es que van a cumplir para tener claro hacia dónde llegar.

“A la medida que los jóvenes se enfocan en lo que quieren ser, van adquiriendo estrategias y habilidades para lograr un proyecto trazado y seguir desarrollándolo a lo largo de toda la vida” explicó la docente de la Universidad Católica San Pablo.

En la actualidad muchos jóvenes cuentan con grados de maestría pero que carecen de experiencia laboral. Es por eso que se aconseja que lo mejor es llevar a la par la especialización profesional y el trabajo, dado que la visión formativa profesional es continua.

“Deberíamos tener en cuenta que la visión de un estudio formativo de especialización es atender las necesidades identificadas dentro del ejercicio profesional en un empleo”, finalizó la docente Elva Franco.

Foto Referencial.