Jueves, 15 de Noviembre del 2018
turismo


Meta al Bicentenario será reducir significativamente la Falta de Agua

Publicado el 18/10/18

El Presidente de la República, Martín Vizcarra, aseguró hoy que una de las metas de su Gobierno para el Bicentenario es reducir en forma significativa el número de personas sin acceso al Agua, con la ejecución de proyectos actualmente en ejecución.

Durante la inauguración de la Expo Agua Perú 2018, el primer mandatario indicó que para el Estado la prioridad en el acceso a los recursos hídricos es la población, empezado por el consumo humano, sin dejar de lado otros usos, porque el agua es importante para el desarrollo.

“Debemos reducir en forma significativa los 3.5 millones de peruanos que no tiene agua con ejecución de proyectos, parte de eso lo asumimos en forma directa, pero no lo podemos hacer solos sino con gobierno regionales y locales a quienes hemos transferidos recursos”, afirmó.

Precisó que se mantendrá vigilante para que se cumplan las metas a fin de llegar al bicentenario (2021) con indicadores sociales que permitan pensar en el desarrollo como país a corto plazo, publicó la agencia Andina.

“El agua es indispensable para el desarrollo, sin agua nada podemos hacer, no hay vida, no se puede tener alimentos para la subsistencia, no hay industria, sin agua limpia no podemos tener salud necesaria en nuestro organismo”, aseveró.

Comentó que uno de los cambios importantes para ejecución de proyectos de inversión pública ha sido cambiar el concepto para la asignación de recursos, pasando del criterio de rentabilidad al de cierre de brechas.

Recordó que las poblaciones que no tienen acceso al agua potable pagan elevados costos por el acceso a este recurso que además no siempre es de buena calidad, razón por la cual se presentan complicaciones para enfrentar enfermedades como la desnutrición crónica infantil y la anemia.

Ante los asistentes, el presidente Martín Vizcarra refirió que el Perú se encuentra entre los diez primeros países del mundo que tienen agua, pero que su dificultad es la gestión adecuada y cómo se lleva a los centros urbanos porque la demarcación política del país no se consideró las cuencas hídricas.

“El tema de agua no es fácil, implica tecnología, recursos económicos, soluciones políticas porque hay cuencas donde se deben articular consensos, tecnología y recurso económicos”, afirmó.