Viernes, 21 de Septiembre del 2018
turismo


JOY by Dior con el glamour de siempre ya esta en el Perú.

Publicado el 13/09/18

U N A  H I S T O R I A  S I N C O N TA R ,  E L  G L A M O U R  D E  S I E M P R E ,

EL LUJO EN TODA SU ESENCIA

 

Hasta donde nos alcanza la memoria, Dior siempre se ha consagrado a la felicidad de las mujeres. Esta misión es una dedicación, una obsesión que nos guía. Desde nuestra entrada en escena en 1947, saliendo de los años oscuros, hasta hoy, día en el que nos disponemos a revelar nuestra nueva creación.

El alma Dior sigue siendo, siempre, de impactante feminidad, de lujo y de placer. Hacía 20 años que no lanzábamos un nuevo gran perfume femenino.

¡Nuestra familia numerosa y exigente nos ocupaba todo el tiempo! Pero el deseo imperioso de crear una fragancia inédita se impuso de nuevo. Como siempre, estuvimos de acuerdo en que debía obedecer a ese ideal Dior, que otorga a la felicidad los contornos de un lujo esencial, visionario.

Nuestra nueva fragancia se inscribe en este espíritu, el de una promesa de felicidad encarnada en el lujo de un glamour original, nunca olvidado. Es una nueva declaración de amor a la vida.

Una historia jamás contada antes, una expresión de nosotros mismos y un regalo hecho a las mujeres. Como si Christian Dior volviese y se presentara ante nosotros, con la misma bondad y convicción, y nos dijera: “¡Creadme un perfume que huela Aquí está JOY by Dior Nuestra alegría.

La alegría de  Dior

“La creación de un nuevo perfume Dior es un acontecimiento. Tanto para la Maison entera como para mí.

Tiene que unir géneros, seducir tanto a hombres como a mujeres. Debe poseer una extensa y generosa dimensión, una firma fuerte. He tenido la suerte de conocer su nombre desde el principio. Y ¡qué nombre!

Es corto, vivo pero sin grandilocuencia. Abierto a un sinfín de posibilidades. Para contar su historia, he elegido crear una estela envolvente, marcada al mismo tiempo por la suavidad y por la energía.

JOY by Dior es un soplo, un camino que se sigue y que te transsporta.”

FRANÇOIS DEMACHY

Perfumista-Creador Dior

 

Esta palabra, alegría, esta palabrita franca y humilde, vive en nosotros desde siempre. Está ahí, presente en todos, corriendo por nuestras venas.

Pero ¿cómo definir esta sensación indefinible? ¿Y cómo convertirla en perfume, en una estela

traducida en notas, en flores, en acordes? Porque la alegría no es una búsqueda, y aún menos una conquista. Ni siquiera una elección, o un plan programado. Difícil de circunscribir, se instala sin que la hayamos invitado y derrama su sentido.

Es un absoluto fugaz, un soplo que se apodera del cuerpo y del alma. ¿O es a la inversa?

Es la miel y la leche, la suavidad de una piel aterciopelada. Es el abandono y la plenitud, la brecha en el espacio, la revelación de un tiempo suspendido, la ingravidez del agua que mece. La generosidad de la universalidad. El lujo claro de un sitio perfecto.

Hemos tenido la ambición loca de hacer de esta alegría un perfume. Una estela que reúna todo esto, como la trama prieta de una seda que se adapta al cuerpo con ligereza. Una sensación olfativa ligera donde nada es brusco, donde todo se despliega.

Tenía que expresar el regocijo, la caricia, una luz, una sonrisa, una plenitud serena, y también fuerza.

 

 

JOY by Dior está ahí, como una evidencia sensorial, un abrazo en el que abandonarse, una embriaguez de los sentidos que nadie cuestiona. Porque al final, no se puede decir si es fresco, embriagador, floral o lácteo. Qué importa, ya que es todo a la vez, en un solo golpe. Simplemente así. Este perfume nos ha emocionado. Y esa única palabra vuelve a la mente: la alegría.

 

UN SENTIMIENTO EN UNA ESTELA

 

“JOY by Dior expresa ese sentimiento particular que es la alegría ofreciendo una interpretación olfativa de la luz. Me refiero a que este perfume se parece a ciertos cuadros puntillistas ricos en técnica precisa sin ser pesado.

Cada uno percibe su luz con evidencia, pero a su manera.

Este perfume está construido de la misma forma, gracias a la multiplicidad de toques, una miríada de facetas que desembocan en una expresión limpia como un agua cristalina.

He necesitado mucho tiempo, elaboración y abstracción pero al final, es inmediato y vivo.”

FRANÇOIS DEMACHY

Perfumista-Creador Dior

L A  S O N R I S A  V I B R A N T E  D E  L A S  F L O R E S

Y DE LOS HESPÉRIDES

Regocijos inmediatos, la cáscara de Bergamota y la Mandarina subrayada de aldehídos explotan al unísono con las flores. La Rosa, usada en Esencia y en Absoluto y el Jazmín embriagador se mezclan a estos frutos jugosos en una sonrisa vibrante.

LA CARICIA UNTUOSA DE LAS MADERAS

Inmediatamente, nos sentimos rodeados, acariciados por una madera untuosa y láctea. Es el Sándalo cálido y cremoso que nos envuelve con suavidad, sostenido por una ligera pizca de Cedro y una gota de Pachulí.

LA SERENIDAD DE LOS ALMIZCLES

De entre la numerosa familia de los Almizcles, algunos están ahí especialmente escogidos y dosificados, ma non troppo, para envolver el conjunto de un soplo claro y empolvado. Los Almizcles evanescentes se encuentran con las maderas y las flores que a su vez, las llenan y las encarnan. El efecto es de un perfume de piel, una firma íntima, suavemente sensual.

LA INVENCIÓN DE LA PLENITUD

 

Tres pasos hacia atrás, el cuadro se presenta ante nosotros, uno y entero. Visto desde más cerca, su construcción se ve más densa. Un paisaje olfativo pixelado que es difícil de contemplar siguiendo los tres tiempos tradicionales de cabeza, corazón y fondo. Nombrar todas sus flores, presentar la lista exhaustiva de sus materiales sería en vano. La lista se estira pero la magia resiste.

Porque JOY by Dior es, ante todo, un gesto de perfumista

VA R I A C I Ó N   L U M I N O S A

EN TORNO A UN ICONO

 

JOY by Dior elige la modernidad de los códigos y la forma reconocible de la nueva estirpe icónica de los frascos Dior. Simple y luminosa, su feminidad surge de un plata vivo y el rosa radiante de un jugo inmediatamente atractivo. Un hilo plateado claro y brillante se enrolla sobre su tapón, como una ligera joya finamente gravada que acoge su nombre, resguardado en el círculo perfecto de la O. Una alegría centelleante, palpable, literalmente cobijada en el corazón latente de Dior.

 

JENNIFER LAWRENCE     ESTRELLA BRILLANTE

 

Actriz fuera de las normas y belleza explosiva, Jennifer Lawrence es el rostro de JOY by Dior.

¿Quién mejor que esta estrella de la galaxia Dior podría encarnar un sentimiento tan fuerte, tan verdadero? Auténtica en todas sus facetas, da a JOY by Dior los colores de toda su personalidad y de su sensual y natural feminidad. Una estrella brillante, inquietante y generosa para una estela sentimiento que exige una dedicación absoluta

JOY BY DIOR LA PELÍCULA

 

Azul, el agua de la piscina. Blancos, los muros de la villa hollywoodiense. Cálido, el sol sobre su piel.

La noche como el día, el mundo se despliega ante sus ojos. Ante la cámara de Francis Lawrence, su cómplice desde siempre, aquel que la ha revelado al mundo en “Hunger Games”. Jennifer Lawrence declina todos los degradados de este sentimiento tan particular.

Una sensación en la que se sumerge y se abandona, ingrávida, a flor de piel. Pegada a ella, la cámara captura sonrisas y miradas, su luz única. La alegría en estado puro