Lunes, 15 de Octubre del 2018
turismo


BCP eleva de 3.8% a 4% Proyección de Crecimiento de la Economía en 2018

Publicado el 09/08/18

El Producto Bruto Interno (PBI) nacional crecería 4% en el presente año, proyectó el Área de Estudios Económicos del BCP, con lo cual elevaría su anterior previsión de 3.8%.

“El crecimiento mayor a lo previsto en el segundo trimestre del 2018 y un cronograma de inversiones más acelerado en el proyecto Quellaveco, nos lleva a elevar la proyección de crecimiento del PBI de 3.8% a 4% en el 2018, y de 3.5% a 3.7% en el 2019”, indicó.

El Área de Estudios Económicos del BCP señaló que el reporte sobre el avance coyuntural de la actividad económica en junio último dio nueva evidencia de que la economía habría moderado su ritmo de crecimiento, luego de las tasas más altas de lo esperado en abril (7.8%) y mayo (6.4%).

“En particular, los más afectados fueron los sectores primarios cuya producción se habría contraído después de cuatro meses. El sector pesca tuvo una caída de 8% en junio, la tasa más baja en seis meses, por la menor captura de anchoveta (-15%) tras finalizar la primera temporada”, explicó.

“El sector minería e hidrocarburos registró el retroceso más fuerte en 42 meses (-4.6%) en respuesta a una menor producción en la minería metálica (-5.7%)”, agregó.

Asimismo, el Reporte Semanal Macroeconómico y de Mercados del BCP anotó que luego de crecer más de 8% en abril y mayo, el consumo interno de cemento se contrajo 0.3% y cortó una racha de 12 meses consecutivos en terreno positivo, lo cual según el INEI se explicó por la desaceleración de obras de construcción sobre todo en el sector privado.

“Pese al menor dinamismo en junio del 2018, el crecimiento del PBI se habría acelerado cerca al 6% en el segundo trimestre, un máximo en 18 trimestres”, destacó.

Perspectivas

Pese al impacto positivo del inicio del desarrollo del proyecto Quellaveco, el BCP aún prevé que el crecimiento del próximo año será menor al del 2018, debido a un menor impulso desde el entorno internacional, por mayores tasas externas y crecientes tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, que afectan el precio promedio del cobre.

“También las elecciones subnacionales del próximo 6 de octubre generan el riesgo de una fuerte caída de la inversión pública en el primer semestre del 2019, como ha pasado en episodios anteriores de cambio de alcaldes y gobernadores regionales (cayó casi 40% en los primeros semestres del 2011 y 2015)”, dijo.

Además, el BCP señaló que no habrá un efecto base post El Niño costero, con un primer semestre del 2018 que vio un crecimiento mayor a 40% en la captura de anchoveta y un fuerte rebote de la demanda interna que creció poco más de 5%.

“El PBI habría tocado un pico de crecimiento de 4.5% en el 2018 para avanzar a tasas más moderadas en adelante”, manifestó.

No obstante, el Área de Estudios Económicos del BCP no descarta que el PBI en su conjunto pueda sorprender nuevamente y superar el 4% de crecimiento en 2018 y 2019 siempre y cuando no haya un mayor deterioro en el entorno internacional.

“Asimismo, que se evite una fuerte contracción de la inversión pública subnacional tras las elecciones de octubre y se materialicen y aceleren nuevas inversiones, además de Quellaveco, Mina Justa, ampliación de Toromocho y Pampa del Pongo”, sostuvo.

“Aun a pesar de un menor crecimiento del PBI, el gasto privado (consumo e inversión privada) puede acelerarse y crecer en 2019 a su mayor ritmo en seis años”, agregó.

Tasa de referencia

El Área de Estudios Económicos del BCP no espera cambios en el nivel actual de la tasa de referencia (2.75%) cuando este jueves el Banco Central de Reserva (BCR) realice su reunión de política monetaria de agosto.

“La entidad monetaria tendrá en cuenta que en julio del 2018 la inflación mensual registró una variación de 0.38%, ligeramente mayor a lo esperado por el consenso de analistas (Bloomberg: 0.35%)”, explicó.

“Así, la tasa de inflación anual subió desde 1.4% en junio a 1.6% en julio, y se mantuvo dentro del rango meta del BCR (1% – 3%) por segundo mes consecutivo. La inflación sin alimentos y energía se elevó a 2.3%, el nivel más alto en nueve meses”, añadió.