Miercoles, 17 de Octubre del 2018
turismo


Ergonomía en el transporte: comodidad para evitar enfermedades y ausencias laborales

Publicado el 20/07/18

La diferencia entre los espacios y medidas internas de los buses de transporte público y el tamaño de los usuarios o conductores, son muchas veces causantes de enfermedades incapacitantes que pueden devenir en ausencias laborales.

Así lo muestran las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadísticas e Informática, INEI, que señalan que el 68% de los peruanos que se encuentra concentrado en zonas urbanas utiliza dicho transporte para trasladarse de un lugar a otro, y más de la mitad de este porcentaje se ve afectado por diversos problemas de salud a raíz de la falta de ergonomía de los buses.

Estas personas se encuentran expuestas a enfermedades causadas por los viajes en buses sin condiciones ergonómicas que podrían desencadenar padecimientos en columna, cuello y espalda, los cuales son motivos de bajas laborales. En el caso de los conductores de estas unidades, las largas jornadas o mala posición puede generar lesiones en articulaciones, trastornos renales, hemorroides, sobrepeso, estrés y agotamiento físico. Además, la prolongada exposición a las vibraciones mecánicas conlleva a molestias y alteraciones en el organismo.

Y es que muchas empresas no toman en cuenta algunos detalles en la ergonomía del transporte, que sin duda harían una gran diferencia en la experiencia de viaje o conducción, tales como: la posición de las puertas de salida, los timbres para solicitar una parada, los tipos de asientos, los espacios que deben tener como mínimo entre pasajeros, entre otros.

Para disminuir el impacto que este tipo de transporte podría tener en la salud de sus ocupantes y conductores, Modasa, empresa peruana con más de 40 años en el mercado brindando soluciones de transporte a nivel nacional e internacional, presentó su nueva línea de buses “Hermes”, un modelo diseñado para rutas alimentadoras de difícil acceso de minibuses y buses y que cuenta con tecnología de punta y una gran ergonomía para mayor comodidad.

“Hermes, es un producto económico de hasta 8.3 m de longitud que ha sido desarrollado para un mercado con mayor volumen de ventas y en el que estamos incursionando exitosamente, para ello, hemos optado por desarrollar una carrocería que se pueda adaptar a chasis de hasta 9 toneladas”, asegura Miguel Schmiel, director comercial de Modabus, línea de buses interprovinciales y urbanos de Modasa.

Este modelo ha sido diseñado para rutas alimentadoras de difícil acceso de minibuses y buses, de mayor utilidad en el Sistema Integrado de Transporte (SIT) de Arequipa, la modernización del parque automotor de Tacna y el casco histórico de la Ciudad Imperial del Cusco.

“La acogida que estamos teniendo en distintas ciudades del país se debe a que utilizamos lo último en tecnología automotriz para brindar diversas soluciones de transporte, mediante una amplia gama de opciones en cuanto a espacio, diseño, accesorios y resistencia, y Hermes es muestra de ello”, manifiesta Miguel Schmiel.

Su más reciente solución para el transporte cuenta con características de seguridad, habitabilidad y confort, y es que su interior ha sido diseñado con materiales compuestos e inyección de poliuretano, con el fin de mejorar los acabados, facilitar el ensamble y reparabilidad del autobús, pero sobre todo reducir el peso final de la carrocería en pro del aumento de la capacidad de carga.

Se trata de un bus que ha incorporado un sistema de alerón posterior que mejora la aerodinámica del vehículo, restando la resistencia del viento, y dando como resultado un importante ahorro de combustible.

Además, de poseer una alta tecnología y una perfecta combinación de correcta ergonomía y practicidad para el trabajo del conductor, otorgándole la mejor rentabilidad y beneficios para su labor diaria.