Lunes, 27 de Mayo del 2019
turismo


“RESPUESTA INCORRECTA” Instalación sonora y video instalación de VERÓNICA WIESE

Publicado el 08/05/18

En esta exposición la artista nos presenta dos propuestas. Una instalación sonora y de video que fue presentada en la Bienal de La Habana en el 2015. Reúne múltiples voces de gente de la tercera edad que la artista entrevistó y que responden a preguntas sobre el tiempo, la memoria, la eternidad y la muerte entre otros asuntos.

Asimismo, la serie Nadie Viene que consigna cinco videos de corta duración realizados durante las entrevistas, y en los que prácticamente no aparecen las personas entrevistadas ni se escuchan sus voces. Son imágenes mudas que complementan la instalación sonora. Además son imágenes casi estáticas que por un momento parecen fotográficas y que fugazmente dejan entrever su extensión en el tiempo.

Bajo la curaduría de Max Hernández, “Respuesta incorrecta” estará en exhibición en la galería ICPNA Miraflores hasta el 20 de mayo. El horario de visita es de martes a domingo de 11:00 a.m. a 8:00 p.m. El ingreso es libre.

Sobre la artista

Veronica Wiese (Lima, 1973) desarrolla sus obras en diversos medios como la escultura, el video, y la fotografía. Estudió comunicación audiovisual en el Instituto Peruano de Publicidad y Fotografía IPAD y en el Instituto Antonio Gaudí, ambos en Lima y escultura en el Art Students League en Nueva York.   

Sus presentaciones individuales incluyen “Biotipos” en el Museo de la Nación, Lima, (2005) y en el Centro Cultural Matucana 100, Santiago de Chile (2006). Además de “Microfusión” en el Centro de la Fotografía Lima (2005) y en la Galería Animal, Santiago de Chile (2006); “Con Pecado Concebido” en el Centro de la Fotografía en el 2008 dentro del marco de La Bienal de Fotografía de Lima; Xclu-Eternity en el Museo de Arte Contemporáneo de Lima, Perú (2013), en la Biennale de Amsterdam, Holanda (2014) y en la Biennale de Capetown Sudáfrica (2015). Ese mismo año presentó la obra “Respuesta Incorrecta”  en la Bienal de La Habana, Cuba (2015),

Su última exposición fue en la Galería Ginsberg de Lima (2017) con la video instalación Anamnesis.

Agradecemos su difusión.

Texto de curador

Verónica Wiese

RESPUESTA INCORRECTA

Respuesta incorrecta de Verónica Wiese, está conformada por una instalación sonora del mismo nombre y la video instalación Nadie viene, cuyo punto de partida es la instalación de video y fotografía Xclu-Eternity (2012), que giraba en torno al alargamiento de la vida mediante tecnología de regeneración celular.

Inicialmente desarrollada para la 12 Bienal de la Habana (2015), Respuesta incorrecta recogía las respuestas de un grupo de adultos mayores de la Habana a la cuestión del envejecimiento y la vieja aspiración por la inmortalidad (es decir, remarcando el inexorable paso del tiempo y la inevitabilidad de la muerte). El implícito trasfondo de dichas preguntas era la búsqueda de la felicidad, en la que el amor o su demanda ocupa un lugar central.

Una de las formas en que la artista encaraba esta cuestión a su público—a la par interlocutores y partícipes del proyecto que se exhibió en la Habana y ahora en Lima—fue planteándoles la pregunta: “¿puedes enamorarte de una persona eterna?” (tomada de Gianni Vattimo).

Mediante dicha pregunta, Verónica Wiese indagaba por la cuestión del envejecimiento y la mortalidad, es decir, no solo por los cambios a nivel físico sino también psicológico, emocional e intelectual. La inmortalidad abre una interrogante: ¿es posible valorar nuestras experiencias vitales sin la conciencia de la finitud (la del otro y la nuestra)?

La pregunta de la artista sobre nuestro sentido del tiempo —trastocado por la perspectiva de la inmortalidad— resuena de manera particular en La Habana, una ciudad a su manera congelada en el tiempo, vía embargos económicos y los románticos ensueños revolucionarios que conjura. En tal sentido, Verónica Wiese crea un contrapunto entre los testimonios de los pobladores (presentes vía la instalación de sonido) y los escenarios de su vida cotidiana (registrados en la videoinstalación), claramente ajenos a las fantasías y fetiches del desarrollo tecnológico de hoy en día. De esa manera, nos vemos llevados a dialogar imaginativamente con los fragmentos de conversaciones que componen la pieza de audio, reconociendo anhelos comunes, experiencias similares y percepciones diferentes, y a contrastar nuestros entornos cotidianos con aquellos que son retratados en la videoinstalación.

En la galería ICPNA Miraflores, un contraste más emerge: la diferencia entre el espacio institucional limeño y el entorno doméstico cubano, que más que remarcar la diferencia entre lo privado y lo público, da cuenta de sus intercambios. Las personas, los objetos y los lugares se revelan así tan cargados de recuerdos, como capaces de acoger infinitas historias por escribir, infinitos sentidos por descubrir, mientras que el tiempo nos lo permita.