Jueves, 24 de Mayo del 2018
turismo


Desarticulan a Banda Criminal “Los Sanguinarios del Norte Chico” y detienen a 47 personas

Publicado el 16/05/18

Más de 800 policías y 85 fiscales intervinieron varias viviendas en Lima y Huaral

En un megaoperativo conjunto, la Policía y la Fiscalía desarticularon a la organización criminal los Sanguinarios del Norte Chico, dedicada al sicariato, extorsión, robo agravado, tráfico ilícito de drogas y tenencia ilegal de armas, y detuvieron a 47 personas involucradas.

El ministro del Interior, Mauro Medina, precisó que en este megaoperativo, realizado en la madrugada, participaron más de 800 policías y 85 representantes del Ministerio Público. Agregó que estos delincuentes utilizaban sindicatos de construcción civil en Huaral para exigir el pago de cupos en obras.

Detalló que las fuerzas del orden allanaron 67 inmuebles en Huaral, cinco en Chancay, dos en Lima (Cercado y San Martín de Porres), uno en Huaura y otro más en Ventanilla (Callao). De igual manera, fueron allanadas cinco celdas en el penal de Huacho y una en el penal de Lurigancho.

Según las investigaciones policiales, desde el 2015 la organización criminal utilizaba sindicatos de construcción civil para exigir el pago de cupos en obras concesionadas por el gobierno regional de Lima y por la municipalidad provincial de Huaral, entre otros.

Los Sanguinarios del Norte Chico eran dirigidos desde prisión por Adolfo Celestino Gutiérrez Copitán (de 33 años), también conocido en el mundo del hampa como Tocho o Enano. Este sujeto se encuentra cumpliendo una sentencia por tráfico ilícito de drogas en el establecimiento penitenciario de Huacho.

El liderazgo era compartido con su hermano Efraín Ricardo Gutiérrez Copitán, alias Efra o Chauca, quien controlaba el flujo de los beneficios económicos y materiales obtenidos a través del cobro de cuotas sindicales.

Uno de los principales colaboradores de la organización criminal era el gerente municipal de Huaral, identificado como Óscar Simeón Toledo Maldonado. El funcionario edilicio cumplía la función de suministrar información propia de sus actividades profesionales a los cabecillas.

Como parte de las pesquisas la Policía logró determinar que la organización criminal contaba con 75 integrantes, de los cuales seis se hallan recluidos en prisión y cuatro en España y Chile.

“Modus operandi”

Los Sanguinarios del Norte Chico funcionaban bajo una estructura criminal compuesta por tres lugartenientes. Jeremi Junior Roque Copitán, alias Buche o Cabezas, supervisaba el brazo armado para ejecutar los robos y asesinatos.

Asimismo, Porfirio Reynaldo Manrique Masuda, alias Loco o Ghiggio, coordinaba la extorsión; mientras que Candy Elena Corzo Cañari, alias Cangreja, se encargaba del abastecimiento y distribución de las drogas desde Pucallpa hacia los puntos de venta en Huaura y Huaral.

A la organización criminal se le atribuye por lo menos 17 homicidios cometidos por sicarios, en su mayoría por ajuste de cuentas para el control del cobro de cupos o contra objetivos que se negaban a acatar sus condiciones.

Entre sus víctimas figuran Renzo Ascencio Aguedo, alias Renzo; Miguel Ángel Retuerto Urbano, Carlos Gutiérrez Ramos, alias Chino Gato; Jesús Jhonatan Vega Barzola; Richard Balcazar Jara, y Erick Solís Jiménez, alias Cínico.

De acuerdo con la Policía, los Sanguinarios del Norte Chico también estarían detrás de las extorsiones realizadas contra la Compañía de Bomberos Salvadora 44 del gobierno regional de Lima, la obra de agua potable Contigo Perú y la empresa de transportes, turismo y servicios múltiples Speedy.

En la lista de agraviados por este delito figuran, además, Julio Ciriaco Misayauli López, encargado de construcción de la Defensoría de la Mujer, Niño, Niña y Adolescente (Demuna) de Huaral; y Gustavo Adolfo Morales Gamarra, propietario del restaurante El Huaquerito.

Para llevar a cabo el cobro de cupos utilizaban el Sindicato Único de Trabajadores en Construcción Civil de la provincia de Huaral, el Sindicato de Trabajadores Solidarios en Construcción Civil de la provincia de Huaral y el Sindicato Unitario Provincial de Trabajadores en Construcción Civil de la provincia de Huaral.

Por último, las autoridades los vinculan con siete robos a mano armada perpetrados del 2015 al 2017. Entre los negocios atracados destacan la tienda comercial Efe de Huaral y las cabinas de internet Thiago.

Medina Guimaraes llegó a la zona de intervención para supervisar la realización de la operación. Asimismo, saludó el trabajo de los policías y de los integrantes del Ministerio Público, quienes en esta oportunidad estuvieron al mando del fiscal Jorge Chávez Cotrina, coordinador de las fiscalías especializadas contra la criminalidad organizada.

Al frente del duodécimo megaoperativo en lo que va del año estuvo la División de Robos de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri).

Foto: Andina.