Sábado, 23 de Junio del 2018
turismo


Capitanes de Francia, Dinamarca y Australia piden a FIFA dejar jugar a Guerrero

Publicado el 21/05/18

A través de una carta dirigida al máximo organismo del fútbol

Los capitanes de las selecciones de Francia, Dinamarca y Australia, que integran con Perú el Grupo C de Rusia 2018, solicitan a la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), permitir a Paolo Guerrero disputar el mundial, informó la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro).

A través de una misiva que será enviada a la FIFA, Hugo Lloris, Simon Kjaer y Mile Jedinak, capitanes de Francia, Dinamarca y Australia, respectivamente, hicieron este pedido solidarizándose con el también capitán peruano.

“Los capitanes nacionales de Francia, Dinamarca y Australia, firmaron una petición de la FIFPro para permitir que Paolo Guerrero juegue la Copa Mundial. Una carta oficial firmada por Hugo Lloris, Simon Kjaer y Mile Jedinak será enviada a la FIFA”, refiere en su cuenta de Twitter la FIFPro.

El organismo internacional de futbolistas profesionales pidió en la víspera a la FIFA permitir que Paolo Guerrero pueda disputar el Mundial de Rusia 2018, y expresó que esperan resultados “dentro de las 24 y 48 próximas horas”.

Guerrero viajó ayer por la noche rumbo a Suiza junto con el presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Edwin Oviedo, con la finalidad de reunirse con el titular de la FIFA, Gianni Infantino.

El capitán peruano, considerado el mejor jugador de la selección que dirige Ricardo Gareca, fue sancionado con 14 meses de suspensión por el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) por haber fallado al evitar la contaminación de su cuerpo con una sustancia no permitida.

La sanción no le permite jugar en el torneo mundial, por lo cual Guerrero ha iniciado gestiones legales para conseguir que la sanción sea levantada, con la convicción de ser inocente de dopaje.

Tanto la FIFA, como la Agencia Mundial del Dopaje (WADA), así como el TAS, concluyeron que Guerrero no consumió deliberadamente sustancias prohibidas y que no buscó mejorar su rendimiento deportivo.

A pesar de ello, el TAS decidió ampliar a 14 meses la sanción que había sido anteriormente rebajada a seis meses.