Jueves, 19 de Julio del 2018
turismo


SPH: Contratos suscritos reactivarán el Sector Hidrocarburos

Publicado el 02/04/18

La Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH) señaló que producto de los recientes contratos suscritos por el Estado en este rubro, exactamente para el proceso de exploración, la industria se reactivará trayendo beneficios en distintos regiones del país.

Felipe Cantuarias, presidente de la SPH, mencionó que los contratos de exploración acordados en un proceso transparente y ajustado a la Ley por Perupetro alentarán la inversión privada en el territorio peruano.

También, dijo que luego del período de sequía en términos de licitaciones, debido a la falta de condiciones de competitividad atractivas, se debe celebrar el ingreso de Anadarko y Tullow para invertir en exploración offshore.

Refirió que estas dos empresas tienen un buen prestigio internacional debido a que cumplen exigentes estándares de seguridad, salud y políticas ambientales.

A su vez, recalcó que el Perú tiene la capacidad de ser un país exportador de petróleo y alcanzar a tener la productividad e ingresos en tributos por esta actividad similar a la de Bolivia, Ecuador, Colombia o Brasil. A ello se sumará la generación de miles de puestos de trabajo.

¿QUÉ SON TULLOW Y ANADARKO?

Según menciona Andina, la semana pasada, el Gobierno adjudicó cinco lotes petroleros en la costa norte. Estas ,en conjunto, podrían sumar US$250 millones. El Ministerio de Energía y Minas (MEM) aprobó los contratos de licencia para la exploración y explotación de hidrocarburos en los Lote s Z – 64 , Z-65, Z – 66, Z-67 y Z – 68.

En los mencionados casos, se autorizó a Perupetro suscribir con Tullow Peru Limited Sucursal del Perú, sucursal de la irlandesa Tullow Oil, el contrato de licencia para la exploración y explotación de hidrocarburos.

Asimismo, en setiembre del año la entonces ministra de Energía y Minas, Cayetana Aljovín, anunció el inicio de las labores de exploración de hidrocarburos en el mar peruano, frente a la costa de La Libertad, por parte de la empresa estadounidense Anadarko.

Aljovín subrayó que el actual gobierno encontró un sector de Hidrocarburos deprimido, con la inversión decayendo de forma importante y con un nivel de producción de 50.000 barriles diarios, cuando el Perú tiene un potencial de cinco a seis veces más ese nivel.

SOSPECHA SIN PRUEBAS

Por su parte, Felipe Cantuarias lamentó las sospechas infundadas por la firma de estos contratos y consideró que estas son productos de una visión desconfiada y cerrada que tiene como fin dividir a la comunidad entre buenos y malos.

“Se trata de contratos que no comprometen inversión del Estado, es decir, son a cuenta y riesgo de la empresa que explora para confirmar si existen recursos. Además, se cumple una rigurosa legislación ambiental, quizá la más estricta y restrictiva del continente”, afirmó.

El presidente de la SPH también advirtió que se está gestando una corriente negativa que sataniza a la industria de hidrocarburos para confrontarla con otras, cuando es absolutamente posible su compatibilidad y complementariedad.

Cantuarias explicó que la campaña denominada “Pesca Sí, Petróleo No”, se moviliza por caletas y puertos, desde Ancash a Tumbes con la clara intención de ilegitimar, soslayar y excluir a la industria de hidrocarburos.

Frente a ello, propuso que la idea de que las industrias de pesca y de hidrocarburos deben ser aliadas para construir una visión común y colaborativa que busquen capitalizar de manera eficaz y sostenible la riqueza que nos ofrecen los recursos naturales.

MALOS LEGISLADORES

“Sorprende y preocupa que esta campaña sea impulsada por algunos congresistas de la República que pretenden enfrentar a trabajadores pesqueros contra trabajadores petroleros: peruano contra peruano. El Perú requiere de líderes que sepan construir para el bien común sobre la base de la verdad y la honestidad”, dijo Felipe Cantuarias.

En este marco, puso como ejemplo la iniciativa de algunos congresistas para incitar a un conflicto en el norte del país.

“El pasado 24 de enero, se denunció un supuesto derrame de petróleo en el mar de Tumbes. Sin embargo, pese a que el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) y la Fiscalía actuaron de inmediato descartándolo y comprobando que era una falsa alarma, los propulsores de esta campaña persisten en hablar de un derrame que nunca ocurrió y obvian a las autoridades para incitar un conflicto”, enfatizó.

“Los impulsores de esta polarización olvidan que los presupuestos de la mayoría de distritos productores de petróleo se componen en más de un 50% del pago de canon y sobrecanon, en algunos casos”, recordó.

“Estos ingresos también se destinan a las universidades públicas de las regiones y sus institutos tecnológicos”.

Por último, el presidente del SPH se preguntó si los legisladores detrás de esta campaña eran conscientes de su actuar. “¿Tendrán en claro que socavan los beneficios que reciben las comunidades y poblaciones en general de las áreas donde se realizan las operaciones de hidrocarburos y del país en general que dicen representar y proteger o es que para la ideología que los moviliza esa variable no tiene ninguna importancia?”, culminó.