Jueves, 20 de Septiembre del 2018
turismo


Agua de mesa fue la bebida que más incrementó su consumo en los últimos 3 años

Publicado el 12/04/18

En un estudio realizado por la consultora internacional Kantar Worldpanel se comprobó que el consumo de agua de mesa (incluida la mineral) creció 24% en el 2017 vs el 2014; no obstante, a que la frecuencia de compra de este producto disminuyó notoriamente. En ese mismo periodo, las visitas a los canales de distribución bajaron de 27.3 veces por año a 24.8 por año.

De ello se deduce que los peruanos fueron menos a las tiendas, pero eligieron llevarse a casa presentaciones de mayor tamaño. En 2014, cada hogar adquirió alrededor de 2.52 L por cada compra; en cambio, en 2017, adquirió 3.27 L por ocasión de compra.

Detalles del mercado

Desde 2014 al 2017, el agua de mesa ha elevado de manera sostenida su participación en el mercado peruano. En 2017, abarcó el 30% de la participación total de las bebidas sin alcohol. En esta categoría se incluyen las gaseosas, el yogurt, los refrescos en polvo, los jugos néctar, entre otros.

Vale resaltar que solo el consumo de las gaseosas (44%) superó el del agua de mesa; no obstante, esta última tuvo un crecimiento sostenido desde el 2014 al 2017 (pasó del 24% al 30%), mientras que en el caso de las gaseosas se dio el movimiento inverso (descendió del 47% al 44%).

En cuanto a los niveles socio-económicos (NSE), A/B son los que más compraron agua de mesa. El 37% de las bebidas que ellos consumieron fue agua de mesa, ubicándose después de las gaseosas, cuyo consumo alcanzó el 40% en estos segmentos. En cuanto al NSE C, el consumo del agua de mesa fue de 28% (frente al 46% de gaseosas); en el NSE D fue de 29%; y en el NSE E, de 24%.

El ticket de compra alcanzado en el 2017 fue de S/. 3.18. Tratándose del NSE A/B este fue de S/. 4.70; el ticket del NSE C fue de S/. 2.94; el del NSE D fue de S/. 2.79; y el del NSE E fue de S/. 2.26.

Inclinación por lo grande

En 2017, el consumo en volumen (litros) de agua de mesa ascendió 0.1%, respecto al año anterior. Se prefirió las presentaciones con más litros, es decir, más grandes. De esta forma, la adquisición de los bidones de 7 L creció 13.3%, en tanto que la elección por las botellas de 2.500 L decreció -14.4%.

Sucedió igual con los formatos de las presentaciones de 1.225 L y de 650 ml: en la primera creció su consumo en 3.1%, y en la segunda, disminuyó en -8.5%.

Por regiones

En 2017, Lima y el Sur fueron las regiones que consumieron menos agua de mesa. La participación del citado producto en dichas zonas geográficas alcanzó el 23% y el 16%, respectivamente. En cambio, el 70% de las bebidas consumidas en centro Oriente fue agua de mesa; y en el Norte ese consumo alcanzó el 39%.

Más concretamente, se constató que la variación en volumen del 2017 versus el 2016 de la región limeña fue de -7.1%; y de la región sureña fue de -12.6%.