Domingo, 15 de Julio del 2018
turismo


Pedro Pablo Kuczynski renunció a la Presidencia de la República

Publicado el 21/03/18

El presidente Pedro Pablo Kuczynski renunció a la Presidencia del Perú en medio de un escándalo político, acusado de comprar congresistas a cambios de obras para evitar su vacancia.

En el último mensaje a la Nación, PPK se defendió. “Se han presentado muchos interpelaciones, censuras de ministros y de un Gabinete entero y proceso de vacancia en contra de mi persona, con el pretexto que supuestamente había mentido sobre mi vida profesional”, dijo en su discurso.

“Todo está situación ha generado una grave situación del proceso político y de la discusión sobre el proceso de vacancia, que debió llevarse a cabo de manera alturada, transparente y sin alteraciones, pero no ha sucedido así ya que han sucedido hechos que recuerdan épocas tristes que se produjeron en el pasado y que esperábamos estaban superadas en el país”, afirmó.

“Frente a esta difícil situación y que me hace aparecer como culpable de actos en los que no he participado, pienso que lo mejor para el país es que renuncie a la Presidencia de la República porque no quiero ser un escollo para que nuestra Nación encuentre la senda de la unidad y armonía que tanto necesita y que a mí, me negaron”, puntualizó.

FRASES DE SU ÚLTIMO DISCURSO:

 “El 28 de julio de 2016 asumí por mandato popular la Presidencia de la República, la cual he venido desempeñando dando lo mejor mí, a pesar de la constante obstaculización  y ataques de los cuales he sido objeto por parte de la mayoría legislativa desde el primer día de mi Gobierno. Esta confrontación política, ha creado un clima de ingobernabilidad, que le hace un enorme daño al país y nos permite avanzar. Situación especialmente lamentable dado que nos encontramos a puertas del Bicentenario de la República”

“Se han presentado muchos interpelaciones, censuras de ministros y de un Gabinete entero y proceso de vacancia en contra de mi persona, con el pretexto que supuestamente había mentido sobre mi vida profesional. Incluso, una vez superado este trance, el 21 de diciembre, ha vuelto a la carga con una nueva moción que tiene los mismos argumentos y los mismo hechos que se rechazaron en la primera, hace solo tres meses. Como colorario de esta situación han seguido sucediendo cuestiones inexplicables, en una sociedad democrática como la publicación de informes defectuosos”

“Se trataron además de informes de carácter reservados que fueron destinados exclusivamente a la Comisión Investigadora respectivas. Estos han sido usados en perjuicio mío y de mi Gobierno. Además, sesiones de la Comisión (Lava Jato) que debían ser secretas fueron filtradas el mismo día y editadas de manera selectiva con el ánimo de perjudicarme, apoyando la vacancia. Dentro de este clima, muchos parlamentario expusieron que sus votos debía ser de conciencia y no de consigna. Inmediatamente, aparecieron grabaciones tendenciosas que deban la impresión que el Gobierno estaba ofreciendo obras a cambio de votos, a favor de los congresistas que iban a votar en conciencia”.

“Todo está situación ha generado una grave situación del proceso político y de la discusión sobre el proceso de vacancia, que debió llevarse a cabo de manera alturada, transparente y sin alteraciones, pero no ha sucedido así ya que han sucedido hechos que recuerdan épocas tristes que se produjeron en el pasado y que esperábamos estaban superadas en el país. Frente a esta difícil situación y que me hace aparecer como culpable de actos en los que no he participado, pienso que lo mejor para el país es que renuncie a la Presidencia de la República porque no quiero ser un escollo para que nuestra Nación encuentre la senda de la unidad y armonía  que tanto necesita y que a mí, me negaron”. 

“No quiero que ni la patria, ni mi familia sigan sufriendo con la incertidumbre de los últimos tiempos. Habrá una transición constitucionalmente ordenada. Agradezco a todos los que me ayudaron en mis dos campañas. A quienes se han esforzado conmigo como ministros, parlamentarios y colaboradores de este Gobierno. Y a los que me ayudaron en el pasado, en Gobiernos democráticos anteriores. Gracias a todos, con todo mi corazón. He trabajado casi 60 años de mi vida con total honestidad. La oposición ha tratado de pintarme como si fuera una persona corrupta,y ha conseguido afectar a un grupo de trabajadores sencillos y honestos que laboran en mi casa”. 

“Rechazo categóricamente estas afirmaciones nunca comprobadas y reafirmo mi compromiso con un Perú honesto, moral y justo para todos. Remito al Congreso el original de esta carta (su renuncia) que estoy transmitiendo, renunciando al cargo de Presidente Constitucional de la República. Seguiré comprometido por siempre con el desarrollo del Perú y considero que esta crisis que ha sido generada por actos políticos subjetivos, es importante para nuestra Nación que nos aboquemos a las reformas políticas constitucionales que nos permitirán no volver a pasar por este difícil trance y poder iniciar un nuevo capítulo hacia el progreso y la justicia. Muchas gracias”.