Jueves, 19 de Julio del 2018
turismo


Ford y niños alemanes reutilizan el agua de lluvia para mantener limpio el parabrisas

Publicado el 22/03/18

Lima, 22 de marzo de 2018.- Una idea que algún día podría ayudar a ahorrar miles de millones de litros de agua. En lugar de simplemente limpiar las gotas de lluvia de los parabrisas de nuestros automóviles, ¿por qué no recolectarla y reutilizarla?

Hace algunos meses, los hermanos Daniel y Lara Krohn realizaban un viaje familiar en auto por su natal Alemania cuando de pronto comenzó a llover. Su padre, quien conducía el vehículo, trató de limpiar el parabrisas con las plumillas, pero el depósito de los rociadores estaba vacío y el vidrio se fue ensuciando cada vez más.

Tras esa experiencia, a estos ingeniosos niños se les ocurrió la idea de capturar las gotas de lluvia y reutilizarlas para la limpieza del parabrisas, un proyecto que ganó el primer lugar en una competencia local de ciencias en Jülich, y que actualmente está siendo puesta a prueba en un automóvil de tamaño real.

Estábamos bajo una fuerte tormenta y había agua en todas partes, excepto en el depósito de los rociadores para limpiar el parabrisas. Mi hermana y yo pensamos que esa era una situación absurda y la respuesta de repente nos pareció obvia: reutilizar las gotas de lluvia“, indicó Daniel, de 11 años.

No podíamos creer que a nadie se le hubiera ocurrido antes que a nosotros“, agregó Lara, de 9 años. “Para probar la idea, desmontamos el motor de nuestro camión de bomberos de juguete, adaptamos la bomba a un automóvil a escala y lo colocamos dentro de un acuario. Luego agregamos un sistema de filtrado para garantizar que el agua estuviese limpia y simplemente funcionó a la perfección”.

Los ingenieros de Ford que se enteraron de esta idea se quedaron tan sorprendidos que ofrecieron instalar un dispositivo de tamaño real en un auto de prueba Ford S-MAX. Para recolectar el agua, conectaron unas tuberías de jebe desde la parte inferior del parabrisas hasta el depósito de almacenamiento.

La idea de Daniel y Lara estuvo frente a los ojos de los conductores durante décadas, y tan solo se necesitó un poco de ingenio para darle vida. En menos de cinco minutos bajo la lluvia, el depósito del parabrisas puede quedar completamente abastecido“, sostuvo Theo Geuecke, Supervisor de hardware externo de Ford Europa.

Se espera que esta ingeniosa idea se extienda aún más debido a la necesidad de mantener limpio no solo el parabrisas sino también las cámaras y sensores que forman parte del vehículo. Para ello, Ford ya se encuentra trabajando en proyectos que permitan capturar agua de lluvia y mediante condensación, incluida una alternativa de recolectar la humedad del aire y filtrarla hasta convertirla en agua potable: On-the-Go H20.