Martes, 24 de Abril del 2018
turismo


EE UU investiga si Facebook violó el consentimiento de sus usuarios

Publicado el 20/03/18

Facebook abrió con su plataforma social una nueva frontera a la hora de diseñar las campañas electorales. La masa de datos que acumula de sus usuarios es muy valiosa y son una mina para las consultoras políticas como Cambridge Analytica, que prometen a los candidatos hacer perfiles muy precisos y detallados de los votantes potenciales para que así puedan decirles exactamente lo que quieren escuchar.

La Federal Trade Commission (FTC), una de las agencias que protege los derechos de los consumidores en Estados Unidos, trata de determinar si la red social está violando con sus prácticas el consentimiento que le dan los usuarios al manejar datos personales para fines comerciales. En concreto, examina hasta qué punto permitió el acceso de la consultora que ayudó a Donald Trump a llegar a la Casa Blanca en 2016.

No es la primera vez que Facebook lidia con problemas relacionados con la protección de la privacidad de los usuarios. La red social debe su negocio a los datos que vende a los anunciantes, para que puedan dirigir su producto al consumidor. La FTC, de hecho, llegó a un pacto con la puntocom en noviembre 2011, tras admitir que engañó a los consumidores al decirles que protegía su información cuando en realidad la estaba compartiendo sin informarles.

La investigación en curso trata ahora de determinar si la transferencia de los datos de 50 millones de usuarios a la consultora política viola los términos de aquel acuerdo, informa Bloomberg. La FTC se limita a decir que está al tanto de los problemas que están emergiendo a raíz del caso Cambridge Analytica y que se toma cualquier violación “muy en serio”. Si determina que faltó a sus millones de usuarios, puede sancionarla como hizo con Google en agosto de 2012.

Mark Zuckerberg, el fundador de la red social, guarda silencio hasta el momento a raíz del nuevo escándalo de privacidad que azota a la marca y su comparecencia ha sido reclamada por el Parlamento británico. También Sheryl Sandberg, su mano derecha, mantiene silencio. La compañía convocó sin embargo una reunión de “emergencia” con sus empleados para analizar la situación creada a raíz de la filtración de las tácticas de Cambridge Analytica y escuchar sus inquietudes.

Regulación
Las acciones de Facebook cayeron otro 4% este martes por el temor a que el yugo regulador caiga con fuerza sobre la compañía. Se suma a la caída de casi el 7% en la jornada del lunes. El temor de los inversores es que las autoridades en Estados Unidos y en la Unión Europea refuercen la normativa sobre la protección de datos, lo que acabará limitando su margen para vender esa información y reducirá su margen de beneficio.

Facebook lleva más de un año siendo objeto de críticas a raíz de los abusos que permitió la plataforma con la difusión de noticias falsas y anuncios políticos pagados por cuentas falsas operadas desde Rusia durante las elecciones de 2016. Los analistas el American Enterprise Institute, creen que el daño del último escándalo puede ser enorme si los usuarios dejan de confiar en la red social.

El uso de datos de electores, como las suscripciones que tienen a revistas, es una táctica que se utiliza desde hace décadas en Estados Unidos para conocer las preferencias de los votantes. La cuestión, primero, pasa por saber si Cambridge Analytica accedió a esa información de una manera lícita de Facebook y, segundo, si se hizo un uso legítimo en las campañas electorales.

Tácticas agresivas
El escándalo de Cambridge Analytica está poniendo en evidencia, sin embargo, hasta qué punto se puede llegar en la guerra por el control de los datos para influir en los procesos democráticos por todo el mundo. La consultora política contratada por la campaña de Donald Trump en las pasadas elecciones recurre a tácticas y métodos como la extorsión y los sobornos para desacreditar a los políticos que aspiran a cargos electos.

La cadena de televisión británica Channel 4 emitió el lunes por la noche un vídeo con cámara oculta en el que se ve a Alexander Nix, consejero delegado de Cambridge Analytica, explicando al representante de un supuesto aspirante de Sri Lanka cómo podía operar campañas ocultas a través de “diferentes vehículos” como YouTube o Facebook para atrapar a sus opositores. A su lado está Mark Turnbull, responsable de las operaciones internacionales.

Esta sucesión de revelaciones está movilizando a los políticos de los partidos en Washington. El comité de Comercio del Senado anunció el lunes que va a convocar una sesión para analizar el uso que hace Facebook de los datos de sus miles de millones de usuarios. Los republicanos, contrarios a la regulación, califican de preocupantes las informaciones que están aflorando sobre las prácticas compañías.