Martes, 25 de Septiembre del 2018
turismo


Amistoso: Colombia remontó y derrotó 3-2 a Francia

Publicado el 23/03/18

Colombia logró este viernes una épica remontada en el Estadio de Francia de Saint Denis contra los “bleus” de Antoine Griezmann, uno de los favoritos para el Mundial de Rusia que comienza en menos de tres meses (2-3).

Pocas selecciones pueden preciarse de haber ganado en el campo francés, un feudo que los cafeteros hicieron caer con maestría táctica desde el banquillo de José Pekerman, pero también con la abnegación en el campo y el acierto de los atacantes.

Muriel y Falcao, la pareja ofensiva que eligió el táctico argentino para el ataque, anularon la ventaja que habían conseguido para Francia Giroud y Lemar, mientras que Quintero de penalti consumó la remontada a falta de cinco minutos para el final.

Es la primera victoria de Colombia ante Francia y mantiene la buena racha de Pekerman contra rivales europeos, frente a quienes no conoce la derrota al frente de Colombia.

Un balón de confianza para los colombianos de cara al Mundial que deberán confirmar en cuatro días en el segundo amistoso preparatorio contra Australia.

Timoratos en el primer tramo del partido, Colombia logró dar la vuelta al duelo, bien rectificado por Pekerman, bien dirigido por Carlos Sánchez, bien apuntalado por sus atacantes, que demostraron las debilidades defensivas de Francia.

Francia recibió un jarro de agua fría en un equipo que acumula mucha expectativa y que tropezó en un duelo complicado que ensombrece sus opciones. Los de Didier Deschamps, que despilfarraron una ventaja de dos goles, tienen todavía tiempo para enderezar el rumbo, empezando por el amistoso del próximo martes contra Rusia en San Petersburgo.

Demostraron que no se les dan bien las selecciones latinoamericanas, contra las que solo suman un triunfo en sus 9 últimas confrontaciones, una mala señal para afrontar a Perú, uno de sus rivales en el Mundial.

A Francia le queda como consolación la buena imagen que dio en la primera media hora, apoyado en un gran trabajo en el centro del campo de Kanté, que se adueñó de esa parcela y maniató todo intento de creación de los cafeteros.

Su prestación estuvo bien acompañada de un gran Mbappé, autor de las mejores internadas por la banda derecha desde el puesto de interior que le reservó Deschamps, lo que le permitió dar el segundo gol a Lemar, la tercera asistencia que firma el parisino.

Colombia no se encontraba pese a que trató de sacudirse la presión y se vio sumergido por la salida en tromba francesa. A los 11 minutos Giroud logró el primer tanto en una buena jugada del barcelonista Digne por la izquierda que Ospina no estuvo hábil para contrarrestar.

Fue el trigésimo gol internacional del atacante del Arsenal, que igualó así a Jean-Pierre Papin y a Jules Fontaine.

El tanto no fue más que la antesala del mejor juego de los franceses, que un cuarto de hora más tarde agrandaron la distancia con un tanto de Sidibé, servido por Mbappé, una jugada muy protestada por los colombianos que reclamaron falta de Griezmann en el inicio de la misma.

Cuando peor parecía ponerse la cosa para los colombianos, la selección de Pekerman renació. Adelantó líneas el estratega argentino y Colombia recuperó terreno.

Un minuto más tarde, un fallo clamoroso de Lloris permitió a Muriel reducir distancias. El sevillista confirmó así la confianza que había puesto en él el seleccionador.

Colombia volvía al partido y el dominio cambió de campo. Francia se asustó, reculó hacia su área y dirigidos por un buen Carlos Sánchez los cafeteros recuperaron terreno, aunque dejaron huecos para el contragolpe, un arma temible cuando el rival tiene a un jugador tan rápido como Mbappé.

Sirvió en el 39 un buen balón a Griezmann que el jugador del Atlético de Madrid no aprovechó.

Pero Colombia ya había presentado su carta de identidad en el Estadio de Francia y el público lo sabía.

El inicio del segundo tiempo no tuvo nada que ver con el de la primera mitad. Los cafeteros controlaron el juego y llevaron el peligro al área rival.

Muriel obligó a Lloris a lucirse en el 57, pero fue cinco más tarde cuando Falcao logró el empate, su 29 gol en la selección, una combinación con James, la antigua sociedad monegasca que promete mucha felicidad a Colombia en el Mundial.

El gol acalló a la afición francesa en un momento en el que los “bleus” no supo encontrar soluciones. No vinieron de los que estaban en el campo ni de los cambios que introdujo Deschamps, que hizo debutar al sevillista Ben Yedder y al jugador del Atlético de Madrid Lucas Hernandez, que se aleja así un poco más de jugar con España. También a Pogba, que había iniciado el duelo desde el banquillo, pero nada reactivó a Francia.

Colombia sonreía y lo hizo más cuando a falta de 5 minutos Umtiti cometió un penalti sobre Izquierdo, que había sustituido a Muriel, y que Quintero, sustituto de James, se encargó de transformar.

La desolación reinó en Francia, mientras Colombia mostró aplomo para controlar el partido. La remontada resonaba como una gesta que llena de esperanza a los cafeteros. (EFE).