Miercoles, 19 de Septiembre del 2018
turismo


Southern Perú se adjudicó megaproyecto minero Michiquillay

Publicado el 20/02/18

La empresa minera Southern Perú Copper Corporation ganó el proceso de licitación del proyecto minero Michiquillay (ubicado en Cajamarca) al presentar un mayor precio de transferencia (400 millones de dólares) y mayor pago de regalías (3%)

Tras la apertura de sobres, realizada en las instalaciones del Ministerio de Energía y Minas, ProInversión declaró ganador a Southern Perú luego de superar la oferta de la Compañía minera Milpo, la cual ofertó un precio de transferencia de 250 millones de dólares y un pago de regalías de 1.875%.

De las 10 empresas calificadas, las dos antes mencionadas fueron las únicas que presentaron propuesta técnica y económica.

Cabe recordar que el proyecto comprende un yacimiento del tipo pórfido de cobre, con contenido de minerales de cobre (Cu), oro (Au), plata (Ag) y molibdeno (Mo), y su valor de inversión está estimado en unos 2,000 millones de dólares.

Este proyecto se encuentra constituido por un yacimiento del tipo pórfido de cobre, con contenido de minerales de cobre, oro, plata y molibdeno.

Los recursos de mineral presentes se estiman en más de 1,100 millones de toneladas de mineral.

El Director Ejecutivo (e) de ProInversión, Alberto Ñecco Tello, destacó la adjudicación de este importante proyecto y opinó que hoy es un día histórico para las comunidades campesinas de Michiquillay y La Encañada.

Ello porque después de casi 60 años el proyecto encuentra un camino de realización que permitirá encontrar prosperidad a las familias de nuestros hermanos comuneros, así como a la población de zonas aledañas y la región Cajamarca.

“Confiamos que con el acompañamiento del Estado este proyecto será social y ambientalmente responsable, y ejemplo de minería sostenible en el país”, agregó.

También participó en el acto de adjudicación la Ministra de Energía y Minas, Ángela Grossheim.

Apoyo social

A inicios de diciembre, las comunidades campesinas de Michiquillay y La Encañada se comprometieron, mediante actas, en fortalecer el desarrollo integral del proyecto, manteniendo un ambiente social adecuado que haga viable el desarrollo sostenible de la mina.

En virtud de las actas suscritas, el Estado incluyó en el contrato de transferencia una serie de compromisos sociales que deberá cumplir el adquirente de la concesión.

Asimismo, en el aspecto económico, gracias al diálogo entre el Estado (ProInversión y el Minem) con las comunidades campesinas, se fijó el porcentaje de regalías contractuales destinado al Fondo Social Michiquillay en 50%.

También, se acordó en destinar al Fondo Social Michiquillay el 50% del pago que recibirá el Estado por la transferencia de la concesión al adquirente.