Martes, 22 de Mayo del 2018
turismo


Siga estos consejos para comprar la mochila escolar y zapatos adecuados

Publicado el 12/02/18

Lima, feb. 12. Las mochilas con tirantes son las más adecuadas para que los escolares lleven a sus clases porque los músculos de la espalda pueden soportar el peso de los útiles escolares.

Pero estas mochilas y todo el contenido que lleven dentro no pueden exceder entre el 10 % y el 15 % del peso corporal de quien la porta, es decir que si el estudiante pesa 30 kilos el peso máximo que debe cargar es de tres kilos, advirtieron especialistas del Centro Nacional de Salud Ocupacional y Protección del Ambiente para la Salud (CENSOPAS) del Instituto Nacional de Salud (INS).

Anotaron que un peso excesivo puede provocar dolores de espalda, cuello, hombros, cintura, rodillas y tobillos, así como alteraciones en la postura y el andar del niño.

Esto debido a que para compensar el peso de la mochila el escolar inclinará hacia adelante el dorso, la cabeza y el cuello, produciéndose una pronunciada curvatura en la zona lumbar (cintura) lo que le provocará dolor.

En el caso de las mochilas con ruedas señalaron que estas podrían provocar molestias en hombros y muñecas porque se aplica fuerza en un solo punto al momento de jalarlas.

“Es frecuente ver a los colegiales colocarse la mochila solo en un hombro lo que los condiciona a inclinarse hacia un lado para compensar el peso extra trayendo consigo dolor de cuello, espalda y hombros. Lo mismo ocurre cuando utilizan bolsos cruzados tipo morral”, señalaron.

Agregaron que adoptar una postura incorrecta a causa del mal uso de la mochila, a la larga, puede crear una alteración permanente de la postura para cuya corrección se requerirá tratamiento médico.

Respecto del largo de la mochila, los especialistas del INS señalaron que este no debe ser mayor al de la espalda del niño. La base no debe exceder de cinco centímetros debajo de la cintura.

El niño debe usar ambos tirantes y el cinturón que va a la altura del abdomen. Los tirantes deben ser acolchados y regulables, de cuatro centímetros de ancho y el respaldo debe ser acolchado para reducir la presión sobre la espalda y la mochila debe usarse pegada a la espalda de manera firme, es decir que no cuelgue ni se balancee.

Además, es importante colocar los libros más pesados lo más pegado a la espalda del niño y asegurarse que lleva solo lo necesario para las actividades del día. No se debe sobrecargar el peso de la mochila

El calzado más apropiado

En el caso del calzado, los especialistas señalaron que es mejor comprarlo por la tarde o en la noche, luego de que el menor haya tenido actividad durante el día pues así su pie se expande y se podrá elegir un calzado que ofrezca mayor comodidad.

También pidieron tener en cuenta que este no sea en punta, pues un calzado cómodo debe dar libertad al pie.

Asimismo, hay que tener cuidado de no comprar zapatos más grandes de lo necesario porque si este no se adecua a la medida del pie resta estabilidad.

Finalmente, indicaron que el calzado debe contar con un pequeño taco y que se debe evitar la compra de botines porque estos restan estabilidad y libertad de movimiento al pie.