Domingo, 20 de Mayo del 2018
turismo


La Base Aérea Las Palmas y su incierto destino en Surco

Publicado el 13/02/18

Hace unas semanas, la Base de Las Palmas, propiedad de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), fue el escenario de un evento multitudinario. Más de un millón y medio de personas se congregaron en la última Misa que ofició en nuestro país el Papa Francisco, como parte de su visita apostólica a Chile y el Perú.

“La realización de la misa nos demostró que a la base de Las Palmas se puede llegar de todos lados. Esta situación, sumada al déficit de áreas verdes y espacios públicos, me llevó a elaborar la propuesta de un gran parque para la ciudad, comparable al Central Park”, señala el arquitecto urbanista Jorge Ruiz de Somocurcio.

La iniciativa del arquitecto no es reciente. En el 2016, la Municipalidad de Surco elaboró su plan de desarrollo urbano, que incluía a la Base Aérea de Las Palmas y el Hipódromo de Monterrico como espacios para la implementación de grandes áreas verdes.

MÁS DATOS

► El Campo de Marte, una de las áreas verdes públicas más grandes de Lima, tiene una extensión de 70.000 m2. Es 28 veces menor que la Base Aérea de Las Palmas.
► La FAP cedió 6 hectáreas para áreas verdes en Surco. Estas se distribuyen entre el parque ecológico Voces por el Clima y el Parque del Aire.
► La Organización Mundial de la Salud recomienda 9 m2 de áreas verdes por persona. Surco tiene 9,5 m2 por habitante, pero en toda Lima no se llega ni a 4 m2 por persona.

“Las Palmas es el terreno más grande que tiene Surco (aproximadamente 200 hectáreas). Nuestro plan establece que el 75% del terreno sea destinado a la habilitación de áreas verdes y el resto se utilice en la parte histórica de la base aérea, espacios administrativos y proyectos inmobiliarios que puedan darse”, comenta el alcalde de Surco, Roberto Gómez Baca.

Jorge Ruiz de Somocurcio explica que para sacar adelante el proyecto se requiere inversión, y que esta se lograría con la construcción de proyectos inmobiliarios. “Se pueden hacer operaciones inmobiliarias en el 25% o 30%, la FAP puede ser socia. Con esos recursos, la base se podría trasladar a otra zona, segura ante sismos, en San Bartolo o Cañete”, sostiene.

Según el arquitecto urbanista Aldo Facho Dede, la fácil conexión de Las Palmas con la línea 1 del metro, el Metropolitano, la ampliación de la Vía Expresa, la Panamericana Sur y el circuito de playas sustenta su importancia para realizar allí proyectos de vivienda.

Pero estas no son las únicas propuestas para Las Palmas. El año pasado, el congresista Víctor Andrés García Belaunde presentó un proyecto de ley que plantea que la base aérea reciba vuelos comerciales para descongestionar el tráfico en el aeropuerto internacional Jorge Chávez. Sin embargo, el contrato de concesión del aeropuerto Jorge Chávez, suscrito entre el Estado y el operador Lima Airport Partners, prohíbe que se operen aeropuertos de uso comercial a 150 kilómetros a la redonda.

El general Aurelio Crovetto, vocero de la FAP, señala que la propuesta de habilitar un aeropuerto comercial en Las Palmas es inviable, pues el terreno no cumple los requerimientos y medidas técnicas para ese uso.

“Las Palmas es la base principal de la FAP. Su misión es trabajar por la seguridad nacional y siempre se emplea como punto de operación ante desastres naturales. Es necesario tenerlo en Lima. Querer trasladarlo significaría una pérdida millonaria”, afirma Crovetto.