Domingo, 18 de Noviembre del 2018
turismo


Refuerzan Resguardo Policial en alrededores de Ex-Terminal Terrestre de Fiori

Publicado el 27/01/18

Para impedir que buses informales brinden servicio en la vía pública

Cerca de 50 efectivos de la Policía Nacional del Perú (PNP) llegó esta mañana a la zona donde operaba el Terminal Terrestre Fiori, en San Martín de Porres, a fin de evitar que los transportistas que hacía uso informal de ese espacio retornen.

El comandante José León, responsable del operativo, explicó que la presencia policial responde a la necesidad de hacer respetar la medida judicial del cierre de este terminal de buses de transporte terrestre de pasajeros.

Informó que a primera hora de esta mañana impidieron el aparcamiento en la zona aledaña a Fiori de un bus que pretendía ofrecer el servicio de transporte, pese a la orden judicial.

Mientras tanto, un grupo de personas, incluso familias enteras, esperan en plena vía pública, a la posibilidad de poder abordar una unidad de transporte a un precio más bajo al que le pedirían en una estación formal de buses.

“Nosotros vamos a Piura. Normalmente pagamos 40 soles por persona y nosotros somos seis en mi familia. Imagínese lo que tendría que pagar en una estación formal donde el pasaje es más caro”, manifestó Wilfredo Ríos, uno de los usuarios que esperaban en la calle.

De manera paralela, personal de Fiscalización de la municipalidad de San Martín de Porres ya se encuentra en la zona para proceder con el descerraje de los locales donde estarían ofreciendo pasajes de manera informal.

Ayer, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), anunció que los transportistas del exterminal de Fiori tendrán 30 días hábiles para acreditar un local debidamente habilitado para brindar el servicio de transporte de pasajeros.

Paul Concha, gerente de Transportes del MTC, indicó que su despacho viene haciendo las coordinaciones con diferentes operadores de los terminales terrestres existentes para que los transportistas de Fiori puedan alquilar sus instalaciones.

“Caso contrario, sus autorizaciones deberán ser caducadas, porque tampoco podemos permitir que la informalidad se enseñoree en la zona (en plena vía pública de Fiori)”, manifestó Concha.