Martes, 18 de Diciembre del 2018
turismo


Petro-Perú evalúa asociarse con Privados para ampliar el Oleoducto

Publicado el 25/01/18

Uno de los focos este año para Petro-Perú será trabajar en el Oleoducto Nor-Peruano (ONP), envuelto en problemas por los constantes derrames de crudo que sufrió en el pasado. En esa línea, Luis García-Rossell, presidente de la petrolera estatal, adelantó que evalúan crear una firma con un socio inversionista que aporte capital al oleoducto y así extenderlo en más de 1.000 km.

“Si bien la ley nos permite endeudarnos adicionalmente, desde una óptica financiera ello no sería responsable. Por eso tenemos que buscar la estructura que nos permita cumplir con lo que la ley manda”, precisó García-Rossell en la Conferencia Internacional de Hidrocarburos organizada por EY Perú.

Fuentes del sector precisaban que una de las empresas que participaría en esta sociedad sería Techint (constructor de Camisea), aunque García-Rossell remarcó que considerarán otras propuestas para determinar la estructura.

“La idea es tenerla clara en el más breve plazo posible porque luego se gatillará todo esto”, mencionó.

EN DETALLE

La sociedad que planea estructurar la estatal (una empresa privada + Petro-Perú) permitirá que el privado aporte capital; levante fondos para efectuar la inversión en la actualización y extensión del oleoducto, y opere el mismo, señaló García-Rossell.

En ese sentido, agregó que lo relevante para Petro-Perú no es quién tendría la mayoría de acciones en la empresa —si el privado o la estatal—, pues buscan su desarrollo y “asegurar el transporte de crudo en la Amazonía”.

El ejecutivo explicó que, mediante una SPV, Petro-Perú podrá “cerrar el círculo” para ejecutar sus planes con el oleoducto, mediante un inversionista que ponga el dinero.

“Esta empresa levantará los fondos a través de un financiamiento. Con eso se cubren los costos de actualización tecnológica y los costos operativos durante la etapa preoperativa”, dijo.

Asimismo, indicó que los ingresos se generarían a través de los contratos entre la SPV con empresas petroleras, de manera que a lo largo de 20 años se aseguren los ingresos suficientes para que puedan cumplir con las operaciones corrientes operativas.

REFINERÍA DE TALARA

Días atrás, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) aprobó que Petro-Perú realizara una operación de endeudamiento externo sin la garantía del gobierno nacional para modernizar la Refinería de Talara por el valor de US$1.300 millones. Ello se suma a la emisión de bonos que la petrolera estatal realizó en junio del 2017, por un valor de US$2.000 millones.

Así, bajo los nuevos estimados de inversión que requiere el proyecto (US$3.900 mlls.), quedarían US$600 millones que serán requeridos a partir del segundo semestre del 2019, puntualizó García-Rossell.