Miercoles, 18 de Julio del 2018
turismo


Cinco consejos para reducir el estrés en la oficina

Publicado el 16/12/17

Pasar muchas horas en la oficina frente a la computadora o entre reuniones con horarios que en algunos casos superan las ocho horas laborales y la exigencia del mercado por ser cada vez más competitivo, son algunos de los motivos más habituales que provocan estrés laboral, una de las principales causas de la baja en el desempeño de los colaboradores.

Y es que está comprobado que dentro de las consecuencias que lo originan se encuentran: la falta de concentración, baja productividad, falta de creatividad, bloqueos mentales y dificultad para mantener atención en una misma tarea.

En ese sentido, es importante tomar medidas para reducir este tipo de síntomas, a través de políticas de flexibilidad en horarios, tiempos y actividades de integración, pero también adaptando el lugar de trabajo a las necesidades de los empleados.

Es importante realizar un examen frecuente del espacio, diseño, colores, iluminación, entre otros detalles que, de no ser considerados, pueden incrementar el nivel de estrés en una organización.

Al respecto, Visso, líder en soluciones de amoblamiento para oficinas y espacios corporativos, ofrece cinco consejos para reducir este problema en el entorno laboral, convirtiéndolo en una oportunidad para elevar la productividad y creatividad.

  1. Colores que motivan. Los colores de las paredes transmiten el sentir de la organización. Si tenemos una oficina o espacio pequeño, lo ideal es utilizar el color blanco, ya que ofrece la sensación de amplitud. También es muy adecuado para espacios de trabajo con escasez de luz natural, debido a que potencia la luminosidad.

 

 Si trabajamos en un espacio abierto, colores como el verde o el azul ayudarán a crear ambientes tranquilos e incentivar la creatividad. Por el contrario, se deben evitar tonos como el rojo o el amarillo que fomentan espacios agresivos que pueden aumentar el estrés.

 

  1. El poder de la luz. Tan importante como los colores y el diseño de las oficinas, es la iluminación. Es preferible utilizar la luz natural frente a la artificial, ya que esta les proporciona mayor motivación a los trabajadores en sus actividades diarias. Un espacio de trabajo demasiado o poco iluminado puede desarrollar conductas estresantes como cansancio o fatiga.

Más allá de los colores que predominen en nuestra área de trabajo, las fuentes de luz frías son las más adecuadas para incentivar la actividad. En este caso, lo mejor será emplear luces LED, pues se caracteriza por ser suave y favorecer la comodidad visual.

  1. Ergonomía adaptable a cada necesidad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen investigaciones que han demostrado que si se toman iniciativas en el lugar de trabajo se puede contribuir a reducir el absentismo por enfermedad en un 27% y los costos de atención sanitaria para las empresas en un 26%.

 

Por ello se recomienda que antes de implementar un área de trabajo, se realice una selección minuciosa para elegir escritorios adaptables, sillas ergonómicas o mesas de reunión modernas, que promuevan la cultura de un espacio seguro, donde se reduzcan posibles enfermedades laborales.

 

  1. Zona de descanso. Cada vez son más las empresas que incorporan espacios de descanso e interacción dentro de sus organizaciones. Estos lugares ayudan al trabajador a despejar la mente y retomar sus actividades con más dinamismo, ya que permite liberar tensiones, ya sea a través de sillones cómodos con colores llamativos, diseños innovadores en ambientes tranquilos o dentro de espacios de juego.

 

  1. Accesorios para espacios libres. Los accesorios son el toque de toda estación de trabajo para hacerla personalizada y funcional. Implementar una bandeja para teléfono, porta monitores, clasificador por secciones o apoya pies, hará lucir cada espacio muy ejecutivo y evitará las distracciones innecesarias.