Miercoles, 22 de Noviembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Ex jefe de campaña de Trump es imputado por conspirar contra EE UU

Publicado el 30/10/17

Paul Manafort, el ex jefe de campaña de Donald Trump, se ha entregado este lunes al FBI en el marco de la investigación que lleva a cabo sobre la trama rusa el fiscal especial, Robert Mueller. Un gran jurado, según medios estadounidenses, aceptó el viernes los primeros cargos presentados por este veterano e incorruptible investigador contra un implicado en esta trama. Manafort ha sido imputado del delito de “conspiración contra Estados Unidos” y de tentativa de lavado de dinero, entre otros. Junto a un socio suyo, Rick Gates, acumulan 12 cargos criminales.

Ante los avances del fiscal especial que investiga la trama rusa, el presidente de Estados Unidos se declaró este domingo otra vez víctima de una “caza de brujas”, negó cualquier colusión y lanzó una furibunda andanada contra Hillary Clinton y su partido. “Clinton y los demócratas son culpables y los hechos hablan por sí mismos. ¡Hagan algo!”, tuiteó el mandatario.

Trump no lo mencionó, pero cabían pocas dudas. El fiscal especial, Robert Mueller, ha puesto nervioso al presidente. El arresto supone un paso de gigante en un caso que se ha vuelto la peor pesadilla para el mandatario. Hace tiempo que las pesquisas desbordaron su perímetro inicial. Ya no se investiga solo si el equipo electoral de Trump se coordinó con el Kremlin en la campaña de desprestigio lanzada contra Hillary Clinton durante las elecciones. Mueller, quien dirigió el FBI durante 13 años, también indaga los manejos económicos del entorno presidencial y si el mismo Trump, que ya ha contratado un abogado privado para el caso, cometió un presunto delito de obstrucción a la justicia al despedir al director del FBI, James Comey, tras negarse este a cerrar el expediente de la trama rusa.