Miercoles, 26 de Julio del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Tribunal Electoral absuelve a Michel Temer

Publicado el 10/06/17

(Ansa)-El presidente Michel Temer obtuvo hoy una victoria política al ser absuelto por el Tribunal Superior Electoral en una causa sobre el financiamiento de la campaña de 2014 que contó con dinero de la constructora Odebrecht. Fortalecido, al mandatario le espera de todos modos una crisis política seria.El titular del Tribunal Electoral, Gilmar Mendes, se pronunció por la exculpación de Temer al cerrar el juzgamiento iniciado el martes pasado pasado en el que 4 magistrados votaron a favor de la inocencia del acusado y 3 por su condena.Al fundamentar su posición Mendes priorizó garantizar la estabilidad política e institucional. “No se sustituye a un presidente de la República a toda ahora, incluso si se quisiera.. hay que valorizar la soberanía popular”, dijo Mendes poco antes de anunciar formalmente su voto, lo que ocurrió tras casi 13 horas de deliberaciones.Temer y la expresidenta Dilma Rousseff fueron acusados de financiar su victoriosa campaña electoral de 2014 con millones de dólares aportados ilegalmente por Odebrecht, que así habría retribuido los contratos obtenidos en la petrolera Petrobras.

Si Temer hubiera sido hallado culpable la destitución del cargo y su sucesor debía llamar a elecciones indirrectas en 30 días.

“No estamos hablando de una pensión alimenticia, estamos hablando de un mandato presidencial.. hay que tener en cuenta a la democracia” antes de emitir un voto en este juicio, remarcó el influyente Mendes, que además de comandar el Tribunal Electoral es miembro del Supremo Tribunal Federal.

Junto a Mendes votaron por la inocencia del mandatario sus colegas Edmar Gonzaga, Tarcisio Vieira y Napoleao Nunes Maia , éste último protagonista de un episodio inusitado.

Nunes Maia expresó hoy su indignación con los medios que lo vincularon a un esquema de corrupción con la empresa constructora OAS, firma ligada al financiamento ilegal de campañas.

En una aparente amenaza, Nunes Maia dijo en el plenario que los medios que lo acusaron recibirán “la ira del profeta” y pasó su mano por el cuello, como si lo estuviera cortando.

Esa actitud causó conmoción en un recinto donde primó la tensión este viernes al igual que ayer y anteayer.
Entre tanto, el fallo del Tribunal fue celebrado por Temer quien lo citó como ejemplo de que “las instituciones nacionales continúan garantizando el buen funcionamiento de la democracia”.Y prometió retomar el trabajo, junto al Congreso, para dar impulso al “camino del desarrollo y el crecimiento”.

Sin duda, el triunfo juidicial y político de Temer ante el Tribunal es para el presidente linfa vital para coordinarse junto a sus aliados en el Parlamento donde se tramitan las reformas previsional y laboral, dijo hoy la analista política María Cristina Fernandes, del diario Valor Económico.Pero esta victoria puede ser efímera ya que según trascendidos en los próximos días podría “estallar” otra bomba con consecuencias serias para el mandatario: la misma estaría ligada al escándalo de corrupción que lo vincularía al frigorífico JBS, acotó Fernandes.Un exasesor de Temer, Rodrigo Rocha Loures, fue preso hace una semana luego de ser grabado con un maletín en el que tranportaba unos 165 mil dólares de propinas entregados por JBS.

No se descarta que el excolaborador de Temer se acoja a la delación premiada y revele supuestos acuerdos del presidente con los dueños de ese frigorífico, los hermanos Batista.En paralelo, en Brasilia se especula que la semana próxima la Procuraduría General de la República podría denunciar formalmente a Temer por asociación ilícita y corrupción, a partir de la delación formulada por el empresario Joesley Batista, de JBS.

Las confesiones de Batista fueron citadas al pasar durante el juicio finalizado hoy en el Tribunal Electoral, que se centró en las confesiones del ex titular de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, y varios ejecutivos de esa empresa.

Los dichos de Odebrecht animaron el duelo central del juicio protagonizado por los jueces Gilmar Mendes y Herman Benjamin, quien estuvo a cargo de la instrucción del caso.De esta manera, mientras Mendes consideró que esas confesiones no constituyen elementos de prueba para condenrar a Temer, su antagonista Benjamin las consideró piezas fundamentales dentro del “océano” de pruebas recogidas en más de dos años de trabajo.Benjamin votó por la condena de Temer y Rousseff, junto a los magistrados Rosa Weber y Luiz Fux, quien en su alegato dijo que el Tribunal no podía “esconder su cabeza como el avestruz” ante tantas evidencias de financiamiento ilegal de la campaña de 2014.