Domingo, 22 de Octubre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Los nuevos Proyectos de Volcán Compañía Minera

Publicado el 20/06/17

Muchos grandes productores mundiales de Cobre nos han contactado con la idea de asociarse para explorar nuestros prospectos de pórfidos [depósitos de cobre con potencial de gran escala]”, comenta José Montoya Stahl, gerente central de Desarrollo Corporativo de Volcan.

El objetivo de la polimetálica es perforar un conjunto (play) de prospectos cupríferos inexplorados y, dependiendo de los resultados, abrirlos al mercado y formar joint ventures con empresas de anchas espaldas. Es el caso de Chumpe (próximo a Toromocho), Rica Cerreña, RTZ y Condorcenga.

La exploración de cobre es la iniciativa más vistosa del nuevo plan de crecimiento de la minera polimetálica. Pero no es la única.

“Nuestro horizonte es ser reconocidos como la empresa más importante de la sierra central. Y para ello tenemos una estrategia clara, que consiste en aprovechar el potencial geológico de nuestras 340 mil hectáreas de concesiones”, remarca Montoya para Día1.

Estrategia de crecimiento

Antes de que los precios de los metales se vinieran abajo, en el 2012, Volcan tomó la decisión de desarrollar tres proyectos: Alpamarca, Óxidos de Plata y Rondoní (cobre). Los dos primeros se convirtieron en unidades mineras (la cuarta y quinta de su portafolio, respectivamente), pero Rondoní no llegó a concretarse.

Los menores precios de los metales la obligaron a paralizar este y otros proyectos. Pero la recuperación de las cotizaciones del zinc y del cobre en meses recientes ha abierto una ventana de oportunidad para que siga explorando.

“Nuestra estrategia consta de dos partes: la exploración brownfield cerca a nuestras unidades mineras, donde ya tenemos licencias y convenios con el Estado y las comunidades; y la exploración greenfield en proyectos transformacionales, como nuestros prospectos de cobre y del proyecto polimetálico Palma”, refiere Montoya.

Próximas minas

La idea con los proyectos brownfield, detalla el ejecutivo, es aprovechar la infraestructura existente en las cinco unidades mineras que Volcan opera –Cerro de Pasco, Yauli, Chungar, Alpamarca y Óxidos de Plata– para aminorar significativamente los costos de exploración y desarrollo.

Es así como planea sacar adelante Romina 2, localizado en las inmediaciones de Alpamarca, en cuya construcción invertirá de US$10 millones a US$15 millones.

“En la zona de Puagjanca hemos perforado 5.000 metros y encontrado 6 millones de toneladas de mineral con ley promedio de 6%- 7% de zinc. Esta será nuestra próxima mina con un capex extremadamente bajo, pues solo tenemos que llevar el mineral a Alpamarca, a 12 km en línea recta”, explica Montoya.

La minera estima producir hasta 35.000 toneladas finas de zinc en Romina 2 desde el 2019. Le seguiría el proyecto Carhuacayán, también en el área de Alpamarca y, un poco más lejos, Huaytayán y Zoraida, en la zona de Yauli.

Proyecto Palma

El segundo objetivo de Volcan es la exploración de proyectos de mayor riesgo, localizados en zonas apartadas y con poca infraestructura (proyectos greenfield). De estos, el más avanzado es Palma (Lima), donde ha encontrado 5,2 millones de toneladas de mineral con ley promedio de 7,19% de zinc; además de plomo, plata y cobre.

“Lo interesante de Palma es que tiene un gran volumen. Ahora vamos a realizar perforaciones de detalle en anticipación al estudio de prefactibilidad, pero ya tenemos un estudio de alcance que muestra que no hay impedimento para convertirlo en mina”, apunta Montoya.

Volcan planea realizar 230 mil metros de perforaciones este año e invertir US$35 millones en exploración (40% más que en el 2016), una cifra que irá creciendo si consigue buenos resultados.