Lunes, 21 de Agosto del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Falta de consenso entre cancilleres americanos aplaza una posible salida diplomática para Venezuela

Publicado el 01/06/17

Las expectativas no se cumplieron este miércoles en la Organización de Estados Americanos (OEA). Los cancilleres de una mayoría de países de la región, congregados para discutir los primeros pasos de una salida diplomática a la crisis de Venezuela, no pudieron consensuar un plan tras más de cinco horas de reunión en Washington. Durante las próximas semanas, los representantes de los países tratarán de acercar posturas para conseguir un texto común.

“Existe la voluntad para llegar a un consenso que busque una salida a las circunstancias de Venezuela”, afirmó Luis Videgaray, canciller de México, al finalizar la reunión. “Hemos acordado que nos vamos a poner de acuerdo”, dijo. Pero las divisiones entre los países caribeños, todavía aliados al régimen de Nicolás Maduro, y los más tajantes, evitaron que este miércoles se aprobara una resolución para establecer una salida diplomática a la crisis.

La fecha límite fijada para llegar a un acuerdo es la Asamblea General de la OEA, que se celebrará en Cancún (México) entre el 19 y 21 de junio. “Vamos a trabajar para lograr consenso suficiente, tenemos un método y un plazo”, dijo. De no conseguirse una resolución, Videgaray declaró que no conseguir una resolución para entonces “sería muy lamentable y una oportunidad perdida”.

“El país ha dejado de ser una democracia”, había afirmado un día antes Videgaray, canciller de México. Este miércoles, ante sus homólogos, volvió a denunciar las violaciones constitucionales de Maduro y la crisis humanitaria y económica que atraviesa Venezuela. A sus condenas se sumaron más de una docena de países.

El número dos del Departamento de Estado estadounidense, Tom Shannon, enumeró otra serie de maniobras autoritarias de Maduro para concluir que existe “una ruptura del orden democrático en Venezuela”. El ministro de exteriores brasileño, la canciller argentina y el costarricense también condenaron tajantemente la situación del país.

Las condenas no eran nuevas. Pero en la víspera de la cumbre de la OEA —la de más alto nivel sobre la crisis de Venezuela en los últimos dos meses—, países de la región esperaban encarrilar un proceso para buscar una salida negociada en Venezuela.