Jueves, 23 de Noviembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

El Auto Autónomo transformará al mundo

Publicado el 16/06/17

Hacer la compra por Internet, ver una película, trabajar o jugar ajedrez. Son solo algunas de las cosas que podremos hacer frente al volante a principios de la próxima década, cuando los Vehículos Autoconducidos sean una realidad en las carreteras de todo el mundo y el ser humano se convierta en un mero pasajero de la tecnología.

La mayoría de las empresas de la industria automotriz y muchas tecnológicas ya trabajan en sus propios modelos, que llegarán a principios de la década de 2020. Solo diez años después, en torno a 2030, serán mayoritarios, al menos en autopistas y entornos urbanos. Su llegada supondrá una transformación revolucionaria no solo de la movilidad, sino también de la legislación, de la fisonomía de las ciudades o incluso del concepto que tenemos de propiedad.

“Todos los negocios van a cambiar”, explica José Pacheco, gestor del fondo de capital riesgo B4Motion, especializado en nuevas tendencias dentro del sector de la movilidad. La tecnología permitirá que el vehículo no esté parado más allá de lo necesario para las revisiones mecánicas y favorecerá al máximo su uso compartido, lo que abaratará enormemente los costos de transporte. “Los autos los estacionará un software de gestión, y un algoritmo los llevará a las personas que los van a utilizar, por lo que también cambiará la forma de propiedad”, explica Pacheco. El auto pasará así a ser una propiedad compartida o, incluso, un servicio de transporte, en el que el usuario pague por cada desplazamiento y no por el vehículo. Adiós a los estacionamientos pagados, a las estaciones de servicio y reparación, a los seguros, a los semáforos, a los permisos de circulación, a las licencia de conducir, a las escuelas de conductores, adiós a los taxis, adiós, adiós y adiós, la lista es larga y la disrrupción que se avecina es fuerte, y claro causando que la tasa de desempleo se dispare. Y por supuesto, como la mayoría de estos autos autónomos serán eléctricos, adivinen que sucederá con la industria petrolera. Arabia Saudita, ya lo sabe y ha comenzado a tomar cartas en el asunto, siendo el principal inversor del fondo de inversión en tecnología de US$ 100.000 millones de Masayoshi Son de Softbank, fondo principalmente destinado a impulsar la Inteligencia Artificial y el Global Brain.

Según el estudio Rethinking Transportation 2020-2030 de Tony Seba, economista de la Universidad de Standford, los vehículos autónomos se utilizarán 10 veces más de lo que se usan los autos en propiedad, que apenas están en funcionamiento durante un 4% de su vida útil. Por ello, moverse en un vehículo eléctrico y autónomo será en 2030 entre 4 y 10 veces más barato que hacerlo con un vehículo nuevo en propiedad, y las familias que lo utilicen ahorrarán hasta US$ 5.600. Al mismo tiempo, el parque de vehículos se reducirá drásticamente. Seba cree que en EE.UU. el número de autos caerá un 80% en una década, desde 247 millones en 2020 a solo 44 en 2030. Esto recortará enormemente la afluencia de vehículos en las grandes ciudades, de las que también desaparecerían las áreas de estacionamiento, que se desplazarán fuera de las zonas céntricas. Según Seba el modelo de negocios TaaS ( Transportation as a Service) en 12 años matará a la industria petrolera. La fecha 2030 de Seba no es antojadiza, está totalmente alineada con los objetivos de la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sustentable.

Seba continua, si cada año se fabrica un 70% menos de autos y camiones, las cadenas de suministro globales de los fabricante de automóviles se reducirá a una fracción de su tamaño actual, causando masivos despidos, con efectos devastadores en todas las economías.

Seba cree que los concesionarios de autos, el mantenimiento y las compañías de seguros sufrirán “una destrucción casi total”.

Los fabricantes de automóviles como General Motors y Ford se convertirán en armadores de vehículos eléctricos de bajo margen y de alto volumen o realizarán la transición para convertirse en proveedores TaaS. No es de extrañar que GM invirtiera US$ 500 millones en Lyft, la compañía de viajes compartidos.

¿Y qué hay de la poderosa industria petrolera? El impacto será “catastrófico”, dice Seba, “la demanda mundial de petróleo alcanzará los 100 millones de barriles por día en 2020, bajando a 70 millones de barriles por día en 2030. Esto afectará a diferentes compañías y países de manera desproporcionada y en muchos casos, dramáticamente – dependiendo de su exposición al petróleo de alto costo”.

Fuente: infoweek.biz.