Martes, 22 de Agosto del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Donald Trump tiene deudas por valor de al menos 315 millones de dólar

Publicado el 17/06/17

El santo grial de la política y el periodismo de Estados Unidos es la declaración de impuestos de Donald Trump. El hoy presidente se negó a hacer pública esta declaración como precandidato, como candidato y una vez en la Casa Blanca, rompiendo con cuatro décadas de tradición de transparencia. Solo con esos papeles se puede tener una idea competa de sus posibles conflictos de intereses.

Tener una imagen exacta de sus intereses es especialmente relevante en su caso, pues es el primer presidente que no viene de la política sino de un imperio inmobiliario y de entretenimiento con ramificaciones por todo el mundo. El informe revela que hasta el 19 de enero de 2017, el día antes de tomar posesión como presidente, Trump figuraba en 565 empresas, la mayoría en Estados Unidos pero también en Escocia, Irlanda, Canadá, Brasil, Bermudas y otros lugares.

A falta de esa fuente de información, el público solo tiene la declaración voluntaria de bienes que presenta el presidente a la Oficina de Ética del Gobierno. En el informe de 98 páginas publicado ayer, Trump revela al menos 594 millones en ingresos entre el año 2016 y la primera parte de 2017. El total de sus bienes tiene un valor de al menos 1.400 millones de dólares.

El informe, que se puede consultar online, no revela valores exactos de los bienes, las deudas y los ingresos. Las cantidades están expresadas en rangos como “entre 100.000 y 1.000.000” o “más de 50 millones”, por lo que dibuja una imagen poco precisa de la situación financiera del presidente.

La principal fuente de ingresos de Trump es su complejo de golf National Doral en Miami, que le ha reportado en este periodo 115,9 millones de dólares. El informe también revela que el último negocio de Trump, un hotel en el centro de poder de Washington, le ha reportado 20 millones de dólares en los ocho meses que lleva abierto, desde septiembre.

El antiguo Old Post Office, que hoy se llama Trump International Hotel, está bajo sospecha de ser el centro del lobbismo de la Casa Blanca y el lugar donde se quedan preferentemente las delegaciones diplomáticas. Trump se enfrenta a una demanda precisamente porque este tipo de ingresos pueden considerarse pagos de Gobierno extranjeros, que es anticonstitucional.

La última vez que Trump presentó un informe de bienes fue durante la campaña, en apenas unos folios donde se decía que su fortuna era de 10.000 millones de dólares. Esa cifra siempre ha estado bajo sospecha de estar exagerada, en parte por la propia historia del personaje.