Miercoles, 23 de Agosto del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Comey acusa a Trump de «lanzar mentiras y difamar» contra él y el FBI

Publicado el 08/06/17

El exdirector del FBI James Comey ha lanzado en su comparecencia ante la Comisión de Inteligencia del Senado, la más esperada del año, una dura acusación contra la Administración Trump, que terminó centrando en el presidente, antes de confirmar las presiones que había ejercido sobre él para frenar su investigación al general Michael T. Flynn, dimitido Asesor de Seguridad Nacional y por ahora el nexo más cercano a una presunta conexión rusa en el proceso electoral: «Empezaron a la lanzar mentiras, lisa y llanamente, me difamaron a mí y al FBI».

En su primera intervención pública tras su fulminante destitución a cargo de Trump, centrada en su posible obstrucción a la Justicia, después de su desquite Comey aseguró tajantemente no tener dudas de que Rusia interfirió en la elección presidencial, aunque en ningún momento vinculó esa convicción con hechos objetivos que acusaran directamente a Trump.

Como había trascendido la tarde anterior, el exdirector de la Oficina Federal de Investigación no investigaba al inquilino de la Casa Blanca, el otro punto en el que, según su versión, el presidente le presionó, en este caso para que lo hiciera público.

Durante su relato de lo ocurrido desde la primera de sus conversaciones con el presidente Trump, a finales de enero en la neoyorquina Trump Tower (en total, llegaron a ser nueve, tres de ellas en persona y las restantes por teléfono, en el Despacho Oval, frente a las sólo dos que mantuvo con Obama), Comey explicó por qué tomó la decisión de recopilar todos esos contactos en una memoria.

Después de recibir unas palabras positivas del presidente, que le transmitió que estaba «deseando trabajar contigo» y que le iba a mantener en el cargo, en la siguiente charla, esta vez ya en la Casa Blanca, sintió que «la naturaleza de la conversación estaba siendo extraña», con insinuaciones que derivaron en esta demanda directa de Trump: «Necesito lealtad. Espero lealtad». A lo que Comey le replicó matizando: «Siempre tendrá mi honestidad». Ante la posibilidad de que el presidente «mintiera» sobre el contenido de sus conversaciones, decidió documentarlas.

Comey espera que haya grabaciones
En el transcurso de sus declaraciones, a instancias de los senadores demócratas y republicanos, Comey dejó ver que no grabó las conversaciones con el presidente Trump, aunque se mostró interesado en que existieran esos documentos sonoros, entre otras cosas para que «confirmaran que todo lo que escribí y digo se corresponde con la realidad».

Uno de los puntos clave de la investigación está en trascender la que hasta ahora puede ser un cruce de versiones, la del exdirector del FBI frente a la del presidente Trump, para lo que la existencia de grabaciones resultaría definitiva.

Contra lo que es habitual, durante la intervención de Comey en el Senado, Trump mantuvo silencio en su cuenta de Twitter, mientras veía por televisión la comparecencia acompañado de su equipo de abogados. Desde la investigación sobre su posible obstrucción a la Justicia adquiriera mayor gravedad, sus letrados insisten en que mantenga la prudencia en la red social, una recomendación que el presidente no siempre sigue.