Martes, 26 de Septiembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

5 secciones que debe incluir tu CV si no tienes experiencia laboral

Publicado el 22/06/17

El gran desafío para muchos jóvenes que culminan sus estudios universitarios y técnicos es insertarse por primera vez al mundo laboral. Y en ese sentido, el currículum es la herramienta inicial para lograr esta meta, puesto que es la carta de presentación hacia tu posible empleador.

Para Luciano Barredo, gerente de marketing de Bumeran.com, portal especializado en la búsqueda y publicación de empleos perteneciente al Grupo Navent, adaptar el CV a los requisitos de cada empresa, separar la información por bloques diferenciados y darle un diseño más atractivo, ayudará a que el candidato destaque en el proceso de selección.

Según el representante de la plataforma, cada día más empresas buscan captar nuevos talentos que aporten valor agregado a sus líneas de negocio, incluso aquellos que no cuentan con experiencia y que pueden entrenar. Ello se ve claramente evidenciado en las últimas cifras registradas en Bumeran, donde el número de avisos se ha incrementado en 19%, entre enero y junio del 2017, llegando a un promedio de 17,000 anuncios al mes.

Teniendo en cuenta que los reclutadores tienen poco tiempo para ver cada currículum, Luciano Barredo propone 5 secciones que tu CV debe incluir si ingresas por primera vez a este competitivo mercado laboral:

Agrega tus datos:

Es necesario que tu CV incluya datos de contacto como nombre, teléfono y correo electrónico personal. Toma en cuenta que se trata de un documento oficial que debe transmitir seriedad, por ello se aconseja evitar cualquier tipo de apodos. Colocar una fotografía adecuada a tu perfil también es una buena idea, ya que cada vez son más las empresas que le otorgan especial valor a este detalle como carta de presentación.

Es recomendable además, incluir otros detalles como el contar con disponibilidad inmediata, disposición para viajar, tener licencia de conducir, entre otros. Recuerda que sólo debes incluir datos que el reclutador necesite saber. Mientras menos hojas contenga el documento, mejor.

Crea tu perfil profesional:

La mayoría de empleadores considera clave conocer los objetivos, aspiraciones y metas de cada uno de sus candidatos, con el fin de identificar las herramientas que podría brindar la empresa para su desarrollo laboral y profesional, al igual que los aportes que sea capaz de entregar el postulante para promover el crecimiento de la organización.

No obstante, puedes elegir exponer tus intereses y motivaciones de una forma más espontánea optando por un perfil profesional, en vez de escribir un párrafo tradicional de objetivo laboral. Describe tus habilidades y puntos fuertes para que los reclutadores conozcan más de tu personalidad. Anímate a contarles por qué podrías ser un buen aliado dentro de su compañía.

Añade tu formación académica y complementaria:

Si aún no terminaste la carrera, no dejes de indicar en qué ciclo de estudios te encuentras. En caso de ser egresado, coloca si te graduaste o titulaste, además de los años de inicio y finalización. Igualmente, si asististe o tomaste cursos, diplomados, charlas y otros, que enriquecieron tu formación y están relacionados al puesto.

Menciona información destacada y méritos académicos de tu vida universitaria o en el instituto, como pertenecer al tercio, quinto o décimo superior, haber obtenido una beca, realizado algún proyecto a tu cargo, desarrollado un emprendimiento, etc. La  descripción debe ser puntual y resumida para que sumes puntos a tu favor.

 

  • Idiomas: Coméntale al reclutador si realizaste algún examen de certificación que avale que efectivamente estás capacitado. Pon el nombre del test, tu puntuación y el nivel clasificado en escrito, hablado y comprensión lectora, en porcentajes.

 

Muestra tu portafolio:

Algunas carreras permiten incluir una dirección web o portafolio físico donde puedas mostrar tus creaciones y trabajos. Organiza los enlaces de tus páginas en esta sección o lleva contigo una carpeta que demuestre tu capacidad.

 

  • Redes sociales: Incluye tus redes sociales sólo si tienes contenido relevante que muestra parte de tu trabajo y dan una buena impresión. Ten en cuenta que “Facebook”, “Twitter” o “LinkedIn”, pueden ser una excelente manera de mostrar algo más de tu talento, pues algunas empresas ya están reclutando personal en estas plataformas.

 

Comparte tus actividades extra:

La experiencia no sólo se basa en un contrato laboral o un sueldo, por lo que si has realizado viajes de estudio, intercambios culturales, trabajos part-time en el extranjero y en el verano o voluntariados, agrégalo como un dato extra, ya que realza habilidades y competencias que otros quizás no tienen.