Miercoles, 26 de Julio del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Piden abrir proceso a funcionarios de Cusco por no proteger patrimonio cultural

Publicado el 05/05/17

Lima, may. 5. La Contraloría recomendó abrir un proceso administrativo a los funcionarios de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco por no adoptar acciones para impedir la destrucción del patrimonio cultural prehispánico, colonial y republicano cuando se construyó un hotel en la calle Saphy. 

Según la Contraloría, de acuerdo a la auditoría de cumplimiento realizada, la empresa inmobiliaria debió ser multada hasta por 11 millones de soles, por haber afectado el Patrimonio Cultural de la Nación, al no haber registrado ni delimitado las evidencias arqueológicas.
 
También, por haber iniciado los trabajos de excavación sin contar con la autorización del entonces Instituto Nacional de Cultura; y por haber desmontado tres andenes prehispánicosque se encontraban dentro de los inmuebles donde se construyó el hotel.
 
En ese sentido, la Contraloría General recomendó al Ministerio de Cultura iniciar de inmediato el procedimiento administrativo para multar a la empresa inmobiliaria por las infracciones administrativas cometidas y solicitó a la Procuraduría Pública del Ministerio de Cultura iniciar las acciones legales que correspondan, por la afectación irreversible al Patrimonio Cultural de la Nación.
 
Mientras que la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco y la Municipalidad Provincial del Cusco deben disponer las acciones administrativas y/o legales para que la empresa propietaria del hotel cumpla con adecuarse a los parámetros establecidos para las edificaciones en el Centro Histórico del Cusco, respetando el número máximo de pisos permitidos (coeficiente de edificación) y el porcentaje que debe utilizarse para fines de hospedaje y para vivienda (porcentaje de uso de suelos), establecido en el Reglamento del Plan Maestro de la ciudad de Cusco.
 
Como el hotel se encuentra en la ciudad del Cusco, Patrimonio Mundial desde 1983, todas las edificaciones deben respetar los valores únicos excepcionales, como el paisaje y la armonía arquitectónica de la ciudad.
 
En la actualidad, la construcción del hotel se encuentra paralizada por una orden judicial. Posee siete pisos cuando la mayoría de inmuebles de la zona tiene dos niveles. Abarca los inmuebles N° 386 (antes N° 674), N° 704 y Lote N° 5.
 
La historia: los muros prehispánicos
 
Durante la auditoría de cumplimiento se determinó que losfuncionarios de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, aprobaron el Plan de Monitoreo Arqueológico del inmueble N° 386 con lo cual permitieron que se retire cualquier tipo de evidencia arqueológica.
 
Además, durante el monitoreo arqueológico de los inmuebles (N° 386 y N° 704) donde se realizaría la construcción, recomendaron el desmontaje de tres andenes prehispánicos, al parecer de filiación inca, que se encontraban dentro de dichos inmuebles, sin cautelar su intangibilidad y despojándolos de sus características originales.
 
Como consecuencia de ello, uno de los tres andenes prehispánicos desmontados fue armado de nuevo sobre una pared de la moderna estructura del hotel, a modo de enchape (recubierto), despojándolos así de su valor cultural de autenticidad.
 
Demolición de casa republicana
 
Sin contar con la autorización del Ministerio de Cultura, los funcionarios también autorizaron la demolición o “desmontaje” de una casa de la época republicana donde se construiría el hotel, ubicada en el inmueble N° 704 de la calle Saphy, cuya fachada estaba catalogada como de “Valor Contextual” donde según el Reglamento del Plan Maestro del Centro Histórico del Cusco”, solo estarían permitidos trabajos de mantenimiento, restauración o remodelación.
 
En este caso, no se cauteló el Patrimonio Cultural de la Nación, generándose la pérdida irreparable del contexto arquitectónico urbano que aportaba esta casa antes de ser demolida.
 
Los resultados de la auditoría de cumplimiento fueron comunicados en abril del 2017 a las autoridades pertinentes. La acción de control abarcó el periodo junio 2008 al 31 de diciembre de 2015.
 
Por último, la Contraloría General informó que formuló y envió una carpeta de control a la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios del Cusco–Primer Despacho de Investigación, comunicándole los hechos evidenciados durante el servicio de control realizado.