Lunes, 24 de Julio del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

No se pierdan “Le grand Macabre” de György Ligeti

Publicado el 24/05/17

Concierto digital y conversatorio con Musuq

Programa
14:00 Transmisión del Concierto Digital en alta calidad
16:00 Conferencia sobre la obra con el colectivo Musuq

Sobre el concierto
György Ligeti tiene sentido de humor. Esto lo demuestra no solo su famoso “Poème symphonique“ para 100 metrónomos, sino también su disparatada ópera „Le Grand Macabre“, que Sir Simon Rattle ha puesto en el programa de esta temporada. La ópera se basa en la obra de teatro “La Balade du Grand Macabre” del dramaturgo belga Michel de Ghelderode y es una parábola grotesca de la guerra, enriquecida con elementos del teatro de lo absurdo, la danza macabra medieval y un desenfrenado espectáculo de feria. Ghelderode dijo durante una entrevista en 1956: “En ‘Grand Macabre’ he puesto a la muerte de cabeza. La he convertido en un sujeto cómico. Esta fue mi venganza y esta fue también la venganza, que la vida se cobró de ella”.

Ligeti, quien tuvo que vivir en carne propia los horrores de la guerra y que varias veces se libró por poco de la muerte (“Yo sobreviví por casualidad”), dice sobre las fuerzas motrices de su ópera: “Es el miedo a la muerte, el ensalzamiento del miedo y la derrota del miedo a través de lo cómico, con humor, con lo grotesco”. La obra se desarrolla en la ficticia Breughelandia, una república bananera con gobierno totalitario y economía decadente, en la que algunas ilustres figuras como el príncipe amante de las tortas Go-Go, Mescalina  la criadora de arañas gigantes y esposa del Astrólogo de la Corte Astrademor, Gepopo el jefe de la Policía Política Secreta y Nekrotzar, el Gran Macabro  y una figura más que sórdida, llevan a cabo sus excesos. Después que Nekrotzar anuncia el fin del mundo por la colisión de la Tierra con un cometa, todos entran en pánico. Mientras que el pueblo ruega clemencia, Go-Go, Nekrotzar y el resto de la corte se emborrachan hasta perder el conocimiento, por lo que se pierden el fin de la Tierra. Al día siguiente están todos vivitos y coleando (si bien con una gran resaca), todos menos el Gran Macabro, quien había dicho de si, que era la muerte encarnada.

“Si es que él era la muerte”, dice Ligeti “ahora la muerte está muerta, por lo tanto el comienzo de la vida eterna, y la tierra es como el Reino de los Cielos: el Juicio Final tuvo lugar. Pero si él era solo un arrogante charlatán, un oscuro, Mesías falso y su mensaje nada más que frases vacías, entonces la vida continúa como siempre: Un día se muere, pero no hoy, no inmediatamente”.

Como ocurrió también en la temporada con Pelléas et Mélisand, Peter Sellars, mediante la escenificación de Le Grand Macabre, convertirá el escenario de la Filarmónica en un teatro. Y con seguridad se le van a ocurrir sorprendentes ideas respecto a este tema.

Los solistas serán entre otros el barítono-bajo británico Christopher Purves en el papel de Nekrotzar y el contratenor Anthony Roth Costanzo como el príncipe Go-Go, a quien el New York Post asigna “un compás cómico peculiar”.
 
De la web de Digital Concert Hall