Martes, 25 de Julio del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Incendiados nueve coches de alquiler con conductor en Sevilla

Publicado el 02/05/17

Nueve turismos pertenecientes a Cabify, empresa dedicada al alquiler de coches con conductor -los conocidos como vehículos de transporte concertado (VTC)-, han sido pasto de las llamas durante la madrugada de este martes, al ser supuestamente incendiados en los estacionamientos de un alojamiento rural de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla) donde descansaban sus conductores. Los nueve automóviles, que han quedado siniestro total, pertenecen a autónomos o empresas que colaboran conCabify, firma que ha denunciado que es víctima “de ataques por parte de sectores que se consideran amenazados” por su actividad.

Incendiados nueve coches de alquiler con conductor en Sevilla La CNMC pide cambiar la orden de alquiler de coches con conductor
Incendiados nueve coches de alquiler con conductor en Sevilla Los tribunales rechazan cerrar la aplicación de alquiler de coches Cabify

Según la Unión Nacional de Autoturismos, que agrupa al sector de vehículos de transporte concertado, los coches pertenecían a una empresa que había movilizado hasta Sevilla 20 vehículos de su flota, radicados en otras comunidades, para “reforzar” sus servicios para Feria de Abril.

Los nueve vehículos estaban estacionados en la zona de aparcamientos de un alojamiento rural de Castilblanco de los Arroyos, a unos 40 kilómetros de la capital andaluza, dado que allí pernoctaban sus conductores, la mayoría de ellos procedentes de Madrid.

Durante la madrugada, según la Unión Nacional de Autoturismos, se declaró un incendio en los aparcamientos, resultando calcinados nueve coches. Los vehículos restantes movilizados para la feria estaban en ese momento “de servicio”. Fuentes de la Policía Local de Castilblanco han confirmado dicho incendio y han señalado que, en principio, habría indicios de que el siniestro fue intencionado.

El director general de Cabify España, Mariano Silveyra, ha explicado que se han vivido momentos de mucha tensión porque había más vehículos en el aparcamiento, además de viviendas cercanas con personas durmiendo. La empresa había alquilado esta finca para guardar por la noche los coches que ha desplazado a Sevilla para prestar servicio durante la Feria de Abril (24 en total) y para que los conductores puedan descansar porque están teniendo mucho trabajo, ha señalado Silveyra. La Guardia Civil investiga los hechos.

Cabify ha reclamando al Ayuntamiento hispalense “implicación” para poder “trabajar con normalidad”. El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha condenado “absoluta y radicalmente” la quema y ha dicho que confía en que el autor o autores de este hecho, “con intereses muy claros y concretos”, reciban “el castigo que merecen”. “Hay que ir a por ellos”, ha añadido.

La Unión Nacional de Autoturismos ha recordado que, por cada trimestre, los coches con licencia VTC tienen derecho a operar un 80% fuera de su comunidad autónoma “de origen”, encuadrando el suceso en el enconado conflicto relativo a la movilidad en Sevilla. Y es que, después de que la empresa de alquiler de coches con conductor Cabify desembarcase en Sevilla el pasado mes de septiembre, los taxistas denuncian supuestas situaciones de “intrusismo” por parte de los conductores de esta y otras empresas con licencia para vehículos de transporte concertado.

Los conductores de Cabify y las demás empresas de esta actividad, de su lado, denuncian sucesivos y repetidos casos de violencia o acoso en su contra, a cuenta de su actividad. En ese contexto, la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía investiga a 27 taxistas, por presuntas coacciones y amenazas a otros taxistas y a conductores de vehículos con licencia de transporte concertado, con relación a los trayectos al aeropuerto hispalense de San Pablo.

Frente a esta situación, el Ayuntamiento anunciaba que antes de que acabase febrero serían, aproximadamente, 20 los agentes de la Policía Local destinados a su Servicio Especial de Transporte e Intrusismo (SETI) o asignados a las paradas de taxi del aeropuerto de San Pablo y la estación de trenes de Santa Justa para “combatir el intrusismo, las conductas irregulares o los cobros abusivos”. “Van a trabajar en uno y otro sentido”, manifestaba recientemente Juan Carlos Cabrera, concejal de Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento.

Cabify no ha decidido todavía cómo va a actuar durante el resto de la Feria de Abril, pero tiene “muy claro” que no se van a ir de Sevilla “jamás” y que lo sucedido refuerza su posición de que la capital andaluza “necesita un cambio” en este sector.

La Federación Española del Taxi (Fedetaxi), que representa al 70% de los trabajadores del sector, ha condenado este martes de forma “clara y contundente” la destrucción de los coches de Cabify. La nota subraya que los taxistas españoles son “trabajadores honestos” que se dedican a sacar adelante a sus familias “después de duras jornadas de trabajo y de ninguna manera se dedican a realizar este tipo de deplorables y vergonzosos actos”.