Martes, 25 de Abril del 2017


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Pérdidas por 500 mil soles deja Niño Costero a los artesanos de Catacaos

Publicado el 10/04/17

Piura, abr. 10. La inundación por el desborde del río Piura, el pasado 27 de marzo, provocó pérdidas por más de 500 mil soles a los artesanos de Catacaos, quienes también resultaron damnificados por estos desastres naturales originados por El Niño Costero.

Marcelino Manrique Rojas, presidente de la Asociación de Artesanos de Catacaos, manifestó a la Agencia Andina, que la gran mayoría de asociados perdieron sus viviendas, pertenencias y enseres domésticos.

En muchos casos perdieron también sus herramientas e insumos de trabajo al haberse inundado los talleres que funcionaban en sus casas.

La Asociación de Artesanos de Catacaos agrupa a productores de joyería fina, artículos hechos con paja toquilla como el célebre sombrero que ha sido reconocido como patrimonio cultural peruano.

Asimismo, hay diestros exponentes de talabartería (arte de trabajar diversos artículos de cuero o guarniciones para caballerías), y productores de productos derivados del algarrobo, como la algarrobina, entre otros.

Los artesanos que perdieron sus bienes materiales residen en las zonas de Nuevo Catacaos, Cura Mori, Monte Sullón, Túpac Amaru, Cayetano Heredia, entre otros.

El presidente de la Asociación de Artesanos de Catacaos refirió que su vivienda, ubicada en el sector de Cayetano Heredia, fue completamente cubierta por el agua y el lodo.

Esta desgracia motivó que los artesanos damnificados por el embate de El Niño Costero recurran a los albergues instalados por las autoridades y también a buscar cobijo en viviendas de familiares no afectados.

En un gesto solidario, el presidente de la Asociación de Artesanos de Catacaos albergó en el local institucional a más de 80 familias que se quedaron en la calle al haber perdido sus humildes predios y enseres.

«Afortunadamente, esta tragedia no cobró ninguna vida de los artesanos ni de sus familiares. Sin embargo, luego de la inundación se cierne la amenaza de enfermedades como el dengue, zika y Chikungunya, debido a la proliferación del zancudo vector, así como infecciones gastrointestinales, conjuntivitis, problemas bronquiales, entre otros que afectan principalmente a niños y adultos mayores», expresó.

Piden apoyo

Manrique Rojas pidió apoyo a las autoridades del Ejecutivo, gobierno regional y local para superar esta lamentable situación y poder resurgir.

Para ello consideró importante el acceso a estímulos económicos, como bonos de reconstrucción similares a los contemplados para los agricultores, así como facilidades para adquirir maquinaria, herramientas e insumos para volver a producir.

También solicitó la colaboración para cambiar el deteriorado techo del local de la citada asociación, que al estar hecho con esteras, resultó seriamente dañado con las torrenciales lluvias.

«Necesitamos el pronto apoyo de nuestras autoridades en esta difícil circunstancia que nos toca vivir a los artesanos cataquenses y a la población piurana en general debido a los desastres naturales. Tenemos la mejor voluntad de salir adelante, pero requerimos del impulso necesario para ello porque estamos paralizados desde el 28 de marzo pasado», anotó.

El dirigente adelantó que el Consejo Directivo de la Asociación de Artesanos de Catacaos evalúa reiniciar en los próximos días las actividades en su local de producción y ventas, poniendo en operación las máquinas que se salvaron de la inundación.

«Queremos demostrar que podemos levantarnos y mientras esperamos la ayuda de las autoridades vamos a reanudar la producción con lo poco que pudimos salvar del diluvio. Como cataquenses creemos en nuestra capacidad para resurgir unidos. Esperamos que con el retorno del turismo a Catacaos tras la emergencia, empezaremos a recuperarnos y retomar el sustento de nuestras familias», enfatizó.