Domingo, 24 de Septiembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Jack Nicholson nació un día como hoy

Publicado el 22/04/17

John Joseph «Jack» Nicholson (n. Neptune City, Nueva Jersey, 22 de abril de 1937) es un actor, productor, guionista y director de cine estadounidense cuya carrera se ha extendido por más de sesenta años. Nicholson es reconocido por interpretar una gran variedad de personajes cómicos, románticos o perturbados, ya sean principales o secundarios, hasta hombres psicópatas y villanos. En muchas de sus películas, generalmente ha interpretado al «”eterno extraño”, aquel personaje que se rebela en contra de la estructura de la sociedad».

Sus 12 nominaciones al premio Óscar lo han convertido en el actor con el mayor número de candidaturas al máximo galardón del séptimo arte.Ganó el Óscar en 1975 por el drama One Flew Over the Cuckoo’s Nest, en 1983 por la comedia romántica La fuerza del cariño y en 1997 por la comedia dramática Mejor… imposible. Es el único actor, junto con Walter Brennan y Daniel Day-Lewis, que posee tres estatuillas.

De igual manera es, junto con Michael Caine, el único actor que ha logrado aspirar al Óscar en alguna ocasión desde la década de 1960 hasta el 2000. Ha ganado seis Globos de Oro a lo largo de su carrera y en 2001 fue homenajeado con el Premio Kennedy. En 1994 se convirtió en uno de los actores más jóvenes en ser reconocido por el American Film Institute por su contribución a la cultura estadounidense a través de las artes interpretativas.

Algunas de sus películas más reconocidas son: el drama Easy Rider de 1969, el drama Mi vida es mi vida de 1970, la comedia dramática El último deber de 1973, la cinta de misterio Chinatown de 1974 y el drama épico Rojos de 1981. Algunos de sus personajes más conocidos son: Jack Torrance en la cinta El resplandor de 1980, el Guasón en Batman de 1989 y Frank Costello en Los infiltrados de 2006. Otras cintas sobresalientes de su filmografía son: El honor de los Prizzi de 1985, Las brujas de Eastwick de 1987, Cuestión de Honor de 1992 y About Schmidt de 2002. Nicholson no ha protagonizado otra película desde 2010.

RELACION DE SU MEJORES PELÍCULAS

EASY RIDER (Buscando mi destino) (1969)

Fue la película que le dio a conocer entre el público y con la que obtendría su primera nominación a la estatuilla dorada en calidad de actor de reparto. En la road movie de culto coprotagonizada por Dennis Hopper y Peter Fonda era un abogado alcohólico que se une al peculiar viaje de dos motoristas hippies para descubrir América. Inspirada en el filme italiano La escapada (1962), Easy Rider es una referencia para toda una generación de motociclistas y simpatizantes de la contracultura estadounidense que tuvo un éxito inesperado.

MI VIDA ES MI VIDA (1970)

El director Bob Rafelson confió en el potencial interpretativo de Nicholson y le dio el papel protagonista en este drama sobre personajes sin muchas expectativas de futuro que le otorgó su primera candidatura al Oscar como mejor actor. Dotó a su Robert Dupea de una complejidad interior totalmente creíble como músico que, buscándose a si mismo, entra a trabajar en una refinería petrolífera. A destacar la escena en la que se baja del coche en medio de un atasco, se sube a un camión de mudanzas y se pone a tocar un piano en plan Beethoven.

CHINATOWN (1974)

En este drama psicológico de Roman Polanski, nuestro protagonista da vida a un detective privado especializado en divorcios que investiga un misterioso caso de corrupción y asesinato en Los Ángeles en los años 30. Su composición de Jake Gittes le otorgó su tercera nominación al Oscar como mejor actor. Faye Dunaway y John Houston acompañan a Nicholson en este mítico homenaje al cine negro que esconde muchos trapos sucios y varias subtramas. Polanski también aparece en escena reservándose el papel de un matón que le corta la nariz a Gittes con una navaja.

ALGUIEN VOLÓ SOBRE EL NIDO DEL CUCO (1975)

Ningún actor más que Nicholson podía meterse en la piel de Randle McMurphy y sacarle todo el jugo que requería un personaje tan complejo como el que describió Ken Kesey en la novela Alguien voló sobre el nido del cuco. El actor ganó su primer Oscar bordando el papel de un delincuente acusado de violación que para poder evitar la cárcel se hace pasar por loco y es recluido en un hospital psiquiátrico dominado por una autoritaria enfermera (Louise Fletcher). Dirigida por Milos Forman, esta obra maestra obtuvo cinco premios de la Academia y fue producida por un jovencísimo Michael Douglas.

EL RESPLANDOR (1980)

En este clásico del cine de terror basado en la novela homónima de Stephen King, Nicholson daba auténtico pavor bajo el rostro de Jack Torrance, un escritor exalcohólico que se traslada junto a su familia a un solitario hotel de alta montaña para trabajar de vigilante. Bajo las órdenes de Stanley Kubrick, protagonizó una de las escenas más inolvidables de la historia del séptimo arte: aquella en la que coge su hacha y empieza a golpear con violencia la puerta del cuarto de baño donde se esconden su mujer y su hijo.

LA FUERZA DEL CARIÑO (1983)

En esta tragicomedia de James L. Brooks, Nicholson encarna a un exastronauta alcohólico, mujeriego y reacio al compromiso que mantiene un romance con su vecina, Shirley McLaine, una viuda que no se lleva nada bien con el marido de su hija rebelde (Debra Winger). Como anécdota, vale la pena mencionar que el papel de Garret fue ofrecido en primer lugar a Burt Reynolds, que lo rechazó porque tenía otro rodaje. James Garner fue la segunda opción, pero quedó fuera tras mantener serias discrepancias con el director. Al final fue Jack el elegido y demostró una vez más por qué es uno de los más grandes y su excelente interpretación (atención a la escena en la que conduce con los pies en el volante) le hizo merecedor del Oscar al mejor actor de reparto.

TALLO DE HIERRO (1987)

Al lado de Meryl Streep formaba una pareja que comparte borracheras, frío y un pasado oscuro en los años de la Gran Depresión. Drama de Héctor Babenco, basado en la novela del Premio Pulitzer William Kennedy, que le valió su sexta nominación como mejor actor.

BATMAN (1989)

Antes de que Heath Ledger deslumbrara a todos con su épica creación del Joker en El caballero oscuro (2008), Nicholson ya bordó con maestría al archienemigo de Batman en la cinta realizada por Tim Burton.

ALGUNOS HOMBRES BUENOS (1992)

Aparecía solo en cuatro secuencias en el drama judicial de Rob Reiner, pero su monólogo final frente a Tom Cruise es de los que quedan grabados para siempre en la memoria colectiva de los más cinéfilos. Toda una lección de interpretación que le valió su cuarta nominación como mejor actor de reparto en la piel del coronel Nathan R. Jessep.

MEJOR…IMPOSIBLE (1997)

Su tercer y último Oscar lo ganó con un personaje que le venía como anillo al dedo, un escritor extremadamente maniático y antisocial que acaba estableciendo una singular relación con una madre soltera que trabaja de camarera (Helen Hunt) y un pintor homosexual de pasado trágico (Greg Kinnear). Una película llena de diálogos brillantes y situaciones hilarantes que convertían a Melvin Udall en un tipo simplemente…inolvidable.

A PROPÓSITO DE SCHMIDT (2002)

En la cinta de Alexander Payne, Nicholson encarnaba a un jubilado que acaba de enviudar y decide emprender un viaje en autocaravana para retomar el vínculo con su única hija. Durante el trayecto se da cuenta de que toda su vida ha sido una estupidez y su única salida es enviar largas cartas a un niño de Tanzania al que apadrina y que se convierte en el depositario de sus incomprensibles confesiones.

INFILTRADOS (2006)

Como el violento Frank Costello, un jefe de la mafia de Boston, el actor obtuvo el Austin Film Critics Award en la categoría de mejor actor de reparto, siendo nominado además a los premios BAFTA, Critics Choice Awards, premios Globo de Oro, premios Satellite y MTV Movie Awards.