Lunes, 25 de Septiembre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Perú condena ruptura de orden democrático en Venezuela y retira a su Embajador

Publicado el 30/03/17

Retiro es defintivo, según comunicado de Cancillería

El Gobierno del Perú condenó hoy la ruptura del orden democrático en Venezuela e informó que ha decidido retirar de forma definitiva a su embajador en ese país.

A través de un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Gobierno del Perú dijo que la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela de atribuirse las competencias de la Asamblea Nacional, es una “arbitraria medida que violenta el estado de derecho”.

Asimismo, sostiene que esa decisión constituye una “ruptura del orden constitucional y democrático” en ese país.

“La decisión otorgada por el mismo tribunal el 27 de marzo, que otorga al Presidente de Venezuela facultades que corresponden constitucionalmente a otros poderes del Estado, es un flagrante quebrantamiento del orden democrático en ese país”, señala el comunicado.

“Frente a la gravedad de los hechos, el Gobierno del Perú ha decidido retirar de manera definitiva a su Embajador en la República Bolivariana de Venezuela”, añade.

El embajador del Perú en Venezuela es el diplomático Mariano López Chávarry, quien anteriormente había sido llamado en consulta por la Cancillería peruana por los agravios lanzados por el gobierno de Nicolás Maduro contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Al mismo tiempo, el comunicado subraya que la Cancillería peruana ha iniciado consultas con otros países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que, en el marco de la Carta Democrática Interamericana, se adopten con la mayor urgencia las medidas que correspondan ante la evidente ruptura del orden constitucional y democrático en Venezuela.

“Dicha ruptura es incompatible con las normas del sistema interamericano”, concluye.

El comunicado también fue difundido por el presidente Pedro Pablo Kuczynski a través de su cuenta en la red social twitter, en la que momentos antes también había calificado de “inaceptable” lo sucedido en Venezuela.