Lunes, 23 de Octubre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

CAPATUR: Ingresos superiores a US$3.0 millones dejaría Rally Dakar 2018 a Paracas

Publicado el 26/03/17

CAPATUR: Ingresos superiores a US$3.0 millones dejaría Rally Dakar 2018 a Paracas

 

Eduardo Jáuregui manifestó que la última vez que Perú fue parte de esta competencia deportiva, más de 20 mil personas, entre asistentes, pilotos y equipo técnico, pernoctaron en Paracas.

 

El Rally Dakar volverá al Perú en enero del 2018 y Paracas será nuevamente una de las paradas oficiales de esta importante competencia automovilística, hecho que fue bien recibida por los empresarios del principal balneario de nuestro país, quienes ya se preparan para recibir a los miles de visitantes que arribarán el próximo año, entre competidores, equipos técnicos y aficionados.

El Presidente de la Cámara de Turismo y Comercio Exterior de Paracas, Eduardo Jáuregui afirmó que el entusiasmo no es gratuito, puesto que, en el año 2015, cuando nuestro país fue sede del Dakar por última vez, los ingresos que generó el evento deportivo a la economía de Paracas bordearon los US$ 2.0 millones.

“Ahora las expectativas son mayores y se estima un movimiento comercial superior a los US$ 3.0  millones”, señaló.

El titular de CAPATUR dijo que la realización del Dakar en el 2018 tendrá un impacto positivo en las inversiones hoteleras, en la mejora de los servicios turísticos, en el desarrollo del destino y en el crecimiento de la economía local.

“Celebramos que Perú esté considerado nuevamente en el itinerario y sobre todo en la partida del Rally Dakar 2018. Ser punto de partida significa que ese mismo día llegarán los competidores a Paracas, ya que el recorrido desde Lima toma ahora solo dos horas. Recordemos que, en el 2015, los pilotos manifestaron que Paracas fue una buena plaza, por su excelente desierto y escenario ideal para un rally como el Dakar”, manifestó Jáuregui.

Destacó que, durante el Dakar 2013, hubo un pernocte de hasta dos días en el balneario sureño.

“Recuerdo que vinieron cerca de 20 mil personas, entre competidores, equipos técnicos y público aficionado, muchos de ellos provenientes de América Latina. La ocupación hotelera en Paracas estuvo al 100%, todo estuvo lleno. Esto benefició no solo a los hoteles, sino también a los restaurantes, tiendas artesanales y todo tipo de negocios, realmente fue impresionante”, comentó.

Inversiones

Eduardo Jáuregui resaltó que la realización del Rally Dakar 2018 motiva a los empresarios locales a mejorar su infraestructura y los servicios que prestan a los turistas, de cara a atender de la mejor manera a los visitantes.

“Eso significa que el verano 2018 va a ser extraordinario para Paracas. La presencia del Dakar nos obliga, como empresarios, a construir más habitaciones y mejorar nuestros servicios. Al haber demanda se reinvierte en la mejora permanente de los servicios. Tenemos que trabajar desde ahora hasta diciembre en esas mejoras”, comentó.

Actualmente, la planta hotelera de Paracas suma 40 establecimientos de diferentes categorías y cerca de 3 mil camas.

Consultado sobre las denuncias de atentados al patrimonio histórico que, años atrás, trajo consigo la realización del Rally Dakar en nuestro país, Eduardo Jáuregui sostuvo que en Paracas no se reportaron daños que lamentar y, por el contrario, fueron muchos los beneficios que dejó esta competencia.

“A veces la gente habla sin fundamento. Es muy fácil delimitar la zona donde van a transitar los competidores y, lógicamente, a nadie se le va a ocurrir que los vehículos crucen por áreas donde hay restos arqueológicos. Hay que delimitar bien el espacio, el recorrido, para que no se ponga en riesgo nuestro patrimonio cultural. Nadie va a entrar a la Reserva Nacional de Paracas, simplemente cruzarán el desierto paralelo a la carreta Panamericana Sur, así que no hay ningún tipo de problema”, expresó.

“Nosotros tenemos la zona de Pozo Santo donde se practican actividades de vehículos tubulares. Tenemos esa cancha que se explota turísticamente. Paracas es un escenario perfecto para el Dakar, por su desierto, sus dunas y es maravilloso para el desarrollo de este tipo de deportes automovilísticos”, agregó.

Respecto a la posibilidad de que Perú decida suspender su participación en el Dakar 2018, debido a los desastres naturales que hoy en día azotan gran parte del país, Jáuregui dijo que este panorama no sería beneficioso para el país y menos para destinos incluidos en el recorrido oficial, como el caso de Paracas.

“La vez pasada se suspendió nuestra participación en el Dakar 2016, porque se temía la llegada de un Fenómeno El Niño devastador, lo cual nunca ocurrió. Ello ocasionó pérdidas irreparables, porque ya había reservas con depósitos hechos. La suspensión fue en agosto del 2015, tres meses antes del evento, cuando teníamos reservas cerradas. Nosotros entendimos la situación y tuvimos que devolver el dinero, lo cual fue una pérdida importante. Felizmente nos pudimos recuperar porque era temporada de verano, cuando la demanda de Paracas es muy alta”, concluyó.