Viernes, 20 de Octubre del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Solo 6 playas del Callao están aptas para ingreso de bañistas este verano

Publicado el 12/12/16

Lima, dic. 12. Solo 6 de las 15 playas ubicadas en los tres distritos costeros del Callao se encuentran aptas para el ingreso de bañistas el próximo verano, de acuerdo al informe de Calidad microbiológica y sanitaria de las playas chalacas, elaborado por la Dirección Regional de Salud (Diresa) del primer puerto.

Aldo Lama Morales, director de la Diresa Callao, precisó que dicho informe fue emitido luego de una evaluación integral de las playas que tomó en cuenta la calidad estética de la arena a fin de constatar la presencia de residuos sólidos, la calidad microbiológica del agua del mar de las playas en las zonas con afluencia de bañistas y los servicios básicos como baños y tachos de basura.
Las playas consideradas buenas para veranear son Chucuito (Callao), Bahía Blanca, Costa Azul 1 y Costa Azul 2 (Ventanilla), así como Cantolao 3 y Malecón Pardo (La Punta).
Mientras tanto, las playas del distrito de Callao consideradas regulares son Arenilla y Carpayo, por la presencia de residuos sólidos dispersos en el área de la playa. Márquez está calificada como mala por la presencia de gran cantidad de residuos sólidos dispersos.
En el distrito de La Punta, las playas calificadas de regular son Cantolao 1, Cantolao 2, Guilligan Poza y Guilligan Mar afuera, por la presencia de residuos sólidos dispersos. Las mismas playas respecto a la calidad microbiológica se encuentran dentro de los límites máximos permitidos.
Cabe señalar que estos informes también son de conocimiento de los respectivos gobiernos locales que cuenta con playas, quienes deberán contribuir en la limpieza permanente, implementar servicios higiénicos y tachos para los residuos sólidos a fin de minimizar los riesgos a la salud de la población.
Lama señaló que los municipios, en base a los informes de la situación de playas, deben ubicar banderas que identifiquen la calidad sanitaria (azul saludable y rojo no saludable).
Finalmente, manifestó que las aguas contaminadas son transmisores de muchas enfermedades y problemas de oídos, nariz, garganta, estómago, disentería, hepatitis y enfermedades respiratorias.
Las mismas, pueden ser más severas en niños, ancianos, embarazadas, pacientes con cáncer y personas con VIH.