Domingo, 20 de Agosto del 2017
turismo


Pe|Prom|grati days|1|728x90

El clásico Real Madrid-Barcelona “no es determinante”, dice Luis Enrique

Publicado el 02/12/16

El clásico liguero del sábado Barcelona-Real Madrid en el Camp Nou (15h15 GMT) es “un partido especial”, pero “no es determinante” para decidir la Liga, afirmó este viernes el técnico azulgrana, Luis Enrique Martínez.

“Llegamos con la posibilidad que el Madrid se ponga a una distancia más que interesante, pero no es determinante para el título”, aseguró Luis Enrique en rueda de prensa, haciendo referencia a la ventaja de seis puntos que tiene el líder liguero sobre los azulgrana y que podría ampliarse a nueve en caso de derrota local.
El entrenador azulgrana no tuvo reparos en admitir que atendiendo a la clasificación, el Barcelona llega “más necesitado” a este partido, pero insistió en que “al final de las 38 jornadas (de Liga) cada uno tendrá los puntos que merezca”.
“Es una oportunidad para ganar al rival directo y ponernos a tres puntos”, añadió al ser preguntado sobre si el partido puede servir para borrar las dudas dejadas por el Barça en los últimos partidos.
Luis Enrique mostró su satisfacción por la posibilidad de recuperar a Andrés Iniesta, que recibió este viernes el alta médica tras su lesión de ligamentos en la rodilla, pero no quiso adelantar si jugará de inicio o la eventual alineación.
 
Recuperación de Iniesta
 
“La gran noticia es el hecho de recuperar a un jugador, en este caso a Iniesta, porque son más opciones para el equipo. Si hablamos del capitán más. Ya valoraremos las opciones que hay para la alineación”, explicó, insistiendo en que también están disponibles Jordi Alba y Gerard Piqué.
“Iniesta es uno de los referentes del estilo de juego del Barça, pero no creo que el estilo vaya a variar por la aparición de un solo jugador, considero que es una cosa de equipo, colectiva”, matizó.
Luis Enrique también espera un Real Madrid que no tendrá problemas en ceder el balón al Barcelona.
“Espero un Madrid parecido al que he visto en el inicio de liga y el del año pasado; no tiene problema en dejar el balón al rival y nosotros lo necesitamos, en eso nos vamos a entender, y ellos van a intentar explotar las jugadas a balón parado, las transiciones, y sus virtudes como equipo, ataques cortos, ataques rápidos muy efectivos en los últimos metros y con jugadores decisivos”, dijo.
“Nosotros queremos más control, basado en posesiones de balón y generar y aprovechar situaciones de gol”, dijo.
El técnico azulgrana también consideró que la baja de Gareth Bale en el equipo rival no influyen en su forma de encarar el partido.
“Las soluciones que buscamos no van en función de un jugador del equipo rival, sino en función de las debilidades que podamos encontrar en el equipo”, explicó Luis Enrique.