Miercoles, 7 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Santos evalúa vía que “menos” polarice a Colombia para aplicar acuerdo de paz

Publicado el 29/10/16

Cartagena de Indias, oct. 29. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que evalúa la vía que “menos” polarice para implementar el nuevo acuerdo de paz que se alcance con las FARC, tras el rechazo en las urnas del pacto sellado anteriormente con esa guerrilla.

“Si logramos ese nuevo acuerdo, vamos a ver qué camino es el que menos polariza. Me han dicho: un nuevo plebiscito. La propia oposición no quiere un nuevo plebiscito. De pronto eso vuelve a polarizar. Entonces yo escogería el camino que menos nos polarice”, dijo el mandatario durante un encuentro de empresarios celebrado en el marco de la XXV Cumbre Iberoamericana en Cartagena.
El mandatario afirmó que espera que con la renegociación del pacto firmado el 26 de septiembre en Cartagena, tras casi cuatro años de pláticas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba, “quede un acuerdo más legitimado, más amplio y más profundo”.
La guerrilla marxista y el gobierno iniciaron el sábado pasado en La Habana la discusión de cientos de iniciativas para salvar el acuerdo, contra el que sorpresivamente votó una estrecha mayoría de los colombianos el pasado 2 de octubre.
El rechazo en las urnas impidió la implementación del pacto con el que se pretendía terminar con un conflicto armado de 52 años que deja millones de víctimas entre muertos, desplazados y desaparecidos.
Santos, flamante Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para superar la conflagración interna, sostuvo este viernes que tiene “unas alternativas” para refrendar el eventual nuevo acuerdo.
Entre ellas barajó que sea el Congreso el que lo apruebe u otros “caminos de refrendación popular”.
“Lo que quiero es la unión del país. La polarización aquí y lo que está sucediendo en el mundo entero lo que hace es estancar las sociedades. En la medida en que podamos disminuir esa polarización, a todos nos va mejor”, sostuvo.
El mandatario llamó la atención sobre la necesidad de que se llegue “muy pronto” a un consenso con el grupo rebelde, alzado en armas contra el Estado en 1964 tras una sublevación campesina, porque el cese al fuego bilateral en vigor desde agosto y que se mantiene pese a los resultados del plebiscito es “muy frágil”.
El gobierno también negocia con el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), la otra guerrilla del país, y tenía previsto iniciar los diálogos el jueves en Quito, pero Santos los aplazó hasta que los insurgentes no liberen a un excongresista en su poder.