Martes, 6 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Resaltan trabajo de investigación para develar la historia de Caral

Publicado el 19/10/16

El viceministro de Interculturalidad, Alfredo Luna Briceño, resaltó el trabajo de investigación realizada durante los 22 años en la zona arqueológica de Caral, ubicada en el distrito de Supe, provincia de Barranca, región Lima, y develar la historia de esa cultura.

Sostuvo que este trabajo es una “muestra fehaciente de lo que significa la labor del arqueólogo en función del aporte al desarrollo de una Nación. Ruth Shady ha hecho de Caral, no solamente una zona de investigación arqueológica, sino también una zona de irradiación de desarrollo regional”, aseveró.
En 1994, la reconocida arqueóloga Ruth Shady y directora de la Zona Arqueológica Caral, junto a un gran equipo de arqueólogos, iniciaron las investigaciones en el valle de Supe. Como resultado, se logró caracterizar la arquitectura de los sitios identificados, así como sus semejanzas y diferencias, interpretaciones preliminares sobre el patrón de asentamiento e inferencias sobre el sistema social que los produjo.
En el 2002, la Ciudad Sagrada de Caral fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación por el Estado peruano. La designación como Patrimonio Mundial, fue realizada por el Centro del Patrimonio Mundial de la Unesco en el 2009, luego de aplicar estrictos criterios culturales que reconocieron el valor universal de este importante sitio arqueológico, que fue asiento de la civilización más antigua de América. Esta distinción ha sido un aporte al reconocimiento mundial de la cultura peruana.
Ruth Shady afirmó que “sin investigación no tendremos un conocimiento adecuado de cómo se manejó este territorio peruano que es tan complejo”. Explicó que es uno de los más vulnerables a los cambios climáticos. “Caral es la civilización que tuvo gran prestigio durante mil años, pero entró en crisis y colapsó por un cambio climático.
La investigadora agradeció a su equipo de trabajo multidisciplinario que realiza investigaciones en 11 sitios de la zona arqueológica. “No solo es recuperar la historia para que quede en el mundo académico, es que esa historia pueda ser comunicada a la sociedad y pueda fomentar los cambios que esta requiere, reflexionando sobre lo que hemos sido, lo que somos y los cambios que debemos implementar.
Aseguró que la Zona Arqueológica Caral realiza grandes esfuerzos para que los beneficiados con este magnífico descubrimiento sean los pobladores del valle de Supe. El objetivo es promover el desarrollo integral y sostenible en la población y sus alrededores; a través de la transmisión de la historia social para fortalecer la Identidad Cultural y mejorar las condiciones socioeconómicas de la población local, regional y nacional.
Los descubrimientos
La dimensión espectacular de las construcciones de Caral y su plan urbanístico, son una muestra de la utilización de conocimientos. Asombran la técnica de construcción antisísmica que utilizaron en sus edificios piramidales.
En la parte alta de la zona nuclear, están las construcciones públicas y residenciales más grandes de la ciudad: siete edificios monumentales, dos plazas circulares hundidas, dos espacios de congregación colectiva, unidades residenciales de los funcionarios, así como un extenso conjunto residencial de especialistas y servidores.
Los antiguos caralinos alcanzaron un impresionante desarrollo a nivel cultural y científico; usaron estudios astronómicos en la medición del tiempo y en la predicción del clima.
Su economía era de intercambio agrícola-pesquero; los pobladores del litoral pescaron y recolectaron principalmente la anchoveta, choros morados y machas, y los agricultores del valle produjeron algodón de colores, mates y especies alimenticias como achira, frijol, camote, guayaba, zapallo, calabaza, maní, palta, ají, pacae, maíz, entre otros.
Para los caralinos las acciones de la vida social, política, religión, economía y ciencia, estaban relacionadas entre sí; los líderes religiosos eran, a la vez, líderes políticos especializados en astronomía o medicina.
La música, también formó parte importante de su cultura, en las excavaciones realizadas se recuperaron flautas traversas, cornetas, antaras, quenas y otros artefactos sonoros, que representan un antecedente muy remoto de la tradición musical andina.
Los hallazgos recuperados en la Ciudad Sagrada de Caral son indicadores de la interacción entre la sociedad de Caral y otros centros urbanos de la Civilización Caral, compartieron creencias y manifestaciones ideológicas.
La importancia de estos hallazgos radica en que nos ayudan a conocer aspectos de la organización social y del sistema religioso de la sociedad de Caral, la civilización más antigua de América.
Las actividades por la celebración del 22° Aniversario de la Zona Arqueológica de Caral se realizarán en el sitio arqueológico, el jueves 27, viernes 28 y sábado 29 de octubre.