Jueves, 8 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Dia de Muertos: Celebración mexicana en El Olivar de San Isidro dedicada a Juan Gabriel

Publicado el 31/10/16

La Embajada de México en Lima,  en colaboración con la Municipalidad de San Isidro y la Asociación de Damas Mexicanas en Perú, celebrará el próximo miércoles 2 de noviembre el Día de Muertos con la colocación de un altar dedicado al gran artista mexicano Alberto Aguilera Valadez, internacionalmente conocido como Juan Gabriel. La celebración se llevará a cabo en la Casa de la Cultura de San Isidro (Av. Los Incas 270, El Olivar) a las 6 pm. El ingreso es libre.

El festejo del Día de Muertos en México ha sido declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y es resultado del sincretismo entre las creencias religiosas de los pueblos precolombinos y el catolicismo.  El 1 y 2 de noviembre, familias en todo México celebran la vida de sus parientes difuntos, teniendo como eje central la colocación de altares en sus casas para recordarlos y honrarlos.

Adicionalmente, en las comunidades indígenas y rurales del centro y sur del país, los deudos visitan, limpian y adornan las tumbas de sus seres queridos para realizar una vigilia desde el 31 de octubre al 2 de noviembre, en la que comparten alimentos y música con las ánimas de sus familiares.

El Altar de Muertos es dedicado a algún familiar, amigo o personalidad pública que haya fallecido.  Cuenta con diversos elementos, entre los que destacan fotografías, objetos personales, comida y bebidas favoritas del homenajeado, imágenes religiosas,  flores de cempasúchil, agua, sal, ceniza, pan ritual de muerto, papel picado, copal, calaveritas de azúcar y velas.

Cada uno de estos tiene un significado.  El agua refleja la pureza del alma y representa la regeneración de la vida, el copal limpia el ambiente para dar la bienvenida a las almas, las velas  y flores de cempasúchil guían a los seres fallecidos hacia el hogar, el papel picado evoca la alegría del reencuentro, el pan es una alusión a la eucaristía y las imágenes religiosas ligan esta celebración al festejo católico del Día de Todos los Santos.