Miercoles, 7 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Juan de la Fuente presentó su último libro de poesía

Publicado el 15/08/16

Puente entre oriente y occidente

Juan de la Fuente (Lima, 1965) acaba de publicar su cuarto poemario titulado “Puentes para atravesar la noche” bajo el sello Paracaídas editores. La presentación estuvo cargo de Paco Bardales, Luis Arriola y Diego Alonso Sanchez-Barreto, amigos personales del poeta en el Centro Cultural Peruano Japonés el pasado 11 de agosto.

Este conjunto de poemas que nos entrega Juan de la Fuente muestran un bardo maduro. En él, el vate consolida su oficio de poeta y su indesmayable vocación de entregar la palabra exacta sin caer en lo previsible. En “Puentes para atravesar la noche” son lugares comunes la soledad, la ausencia, el sentido de la vida, el amor, embebidos siempre de una sincera carga oriental manifiesta en la admiración confesa del autor por los haikus y la poesía de Li Bai, el mayor poeta de la Dinastía Tang (701-742).

En este texto se da una confluencia de temas y de universos. La propia portada del libro es ya en sí misma una síntesis de los dos mundos del poeta: entrega el título del libro en ideogramas japoneses.

PUENTES PARA ATRAVESAR LA NOCHE

Aquí se funden la tradición oriental de poesía breve y taoísta con la peruana mestiza y citadina. Dos mundos que viven en el corazón del poeta y que han sabido combinarse para crear algo nuevo a medio camino entre oriente y el Perú. En el poema Cuaderno de Oriente se lee:

…En su ebriedad, Martín Adán y Li Bai son dos náufragos.

En su mesa se agita el mar y el destino

Y cae otro cuerpo.

(El poeta Li Bai se ahogó ebrio en el río Yangzi tratando de abrazar el reflejo de la luna en el agua)

Así mismo, a las preocupaciones por la belleza, la derrota, el amor se les une especialmente el tema de la ausencia. Una ausencia en la vida del poeta representada por su madre de ascendencia japonesa, ya fallecida; pero que vas más allá y constituye un regreso al origen. A su propio origen oriental y peruano y al seno de su familia al mismo tiempo.

Poesía que también regresa al origen de la palabra como instrumento de análisis y de producción de belleza. Herramienta que cierra heridas en la vida del poeta pero que también abre esperanzas en las coincidencias. En las preocupaciones comunes de dos mundos al parecer distantes pero que laten en su interior.

Javier García Hermoza.