Sábado, 10 de Diciembre del 2016


Pe|Prom|grati days|1|728x90

Neymar contra el resto del mundo por el codiciado oro en el fútbol olímpico

Publicado el 01/08/16

Con México como campeón defensor y Argentina con una selección muy disminuida, Brasil y su astro Neymar podrían encontrarse un camino sin piedras para ganar el oro olímpico en el fútbol de los Juegos de Río de Janeiro-2016, una puerta a la redención después de la humillación sufrida en el Mundial-2014.

Brasil pretende saldar la vergonzosa deuda de la Copa del Mundo con la obtención del único título que le falta en su rico palmares, y aunque para la ‘torcida’ el valor no es el mismo, el oro olímpico se ha convertido para ese país en una cuestión de honor.
La seleçao decidió encomendarse a Neymar para llegar a la final en el Maracaná el 20 de agosto, y su técnico, Rogério Micale, no tuvo ningún problema en declararse “neymar-dependiente” para lograr el sueño dorado.
“Espero poder volver al Maracaná y marcar el gol de la victoria, ayudar con un pase, quién sabe (…) Sea lo que sea, que seamos campeones”, advirtió el astro, subcampeón olímpico en Londres-2012, donde Brasil cayó 2-1 en la final ante México.
“Es extraño que un país como Brasil, considerado la tierra del fútbol, no haya ganado este oro”, agregó el crack del Barça, tercero en la premiación del Balón de Oro de la FIFA en 2015.
Brasil, cabeza del Grupo A, debutará en el torneo de fútbol masculino el 4 de agosto frente a Sudáfrica en Brasilia (centro-oeste). Después se verá con Irak el 7, también en la capital brasileña, y cerrará la primera fase ante Dinamarca, el 10 en Salvador (noreste).
Neymar, de 24 años, el mediocampista Renato Augusto del Beijing Guoan chino (28) y el arquero Weverton (28) son los tres jugadores mayores de 23 años en la selección olímpica, en la que también destacan Marquinhos (PSG), Rafinha Alcántara (FC Barcelona) y las nuevas joyas atacantes, Gabriel Jesús (Palmeiras) y ‘Gabigol’ Barbosa (Santos).
Weverton sustituyó el domingo al guardameta del Palmeiras Fernando Prass (38), baja por una lesión en el codo.
¿México y Argentina? 
 
Campeón olímpico hace cuatro años, México acude a Río de Janeiro sin sus figuras europeas pero con Oribe Peralta como estandarte, pues el ‘Cepillo’ fue autor del doblete ante Brasil en Wembley y que le valió al ‘Tri’ conquistar el oro, la mayor gesta de ese país en el fútbol.
Con Peralta, el guardameta Alfredo Talavera (Toluca) y el lateral Jorge Torres (Tigres) completan el trío de jugadores mayores de 23 años y los tres disputaron la Copa América Centenario en Estados Unidos, adonde México fue echado por Chile -posterior campeón- en los cuartos de final con una paliza de 7-0.
México, que integra el Grupo C del torneo, debutará ante Alemania, otro candidato al oro olímpico, el 4 de agosto en Salvador, luego chocará con Fiyi el 7 en la misma ciudad y cerrará la campaña en la ronda inicial contra Corea del Sur el 10 en Brasilia.
Argentina, por su parte, tuvo que armar un equipo a retazos y echar mano del ‘Vasco’ Julio Olarticoechea, entrenador del seleccionado femenino, en medio del tsunami que afecta a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), intervenida por la FIFA, con su expresidente Luis Segura investigado y la selección mayor sin DT por la renuncia de Gerardo Martino.
Sin estrellas ante la negativa de clubes europeos y argentinos de prestar a sus jugadores, la selección de Olarticoechea, que jugó junto a Diego Maradona en el combinado albiceleste que ganó el Mundial-1986, integra el Grupo D en el que debutará el 4 de agosto ante Portugal en Río de Janeiro, luego chocará con Argelia el 7 en la misma sede y finalizará su participación en la primera rueda contra Honduras el 10 en Brasilia.
Argentina reinó en las citas olímpicas de Atenas-2004 y Pekín-2008, en aquellas ocasiones teniendo en sus filas a figuras como Lionel Messi, Juan Román Riquelme, Carlos Tévez, Ángel Di María, Javier Mascherano y Sergio Agüero, entre otros.
El baile de los que sobran 
Colombia, Nigeria, Alemania y Portugal podrían pescar en río revuelto y complicarle la vida a Brasil camino a la final en el Maracaná.
Sembrada en el Grupo B, la selección cafetera, que también sufrió la indiferencia de los clubes del viejo continente para ceder a sus jugadores, tiene como rivales a Suecia, Japón y Nigeria, campeón en Atlanta-1996 y plata en la cita china y que llega como monarca de la Copa Africana de Naciones Sub-23.
La sub-23 de Alemania, a su vez pretende emular los pasos del seleccionado de Joachim Löw en Brasil-2014, adonde consiguió su cuarta Copa del Mundo, y Portugal persigue otro éxito sin ser favorito, como lo hizo el combinado de Cristiano Ronaldo en la Eurocopa-2016.
El torneo de fútbol masculino comenzará el 4 de agosto, un día antes de la ceremonia de apertura de los Juegos, y se disputará en los estadios mundialistas de Sao Paulo, Belo Horizonte, Brasilia, Manaos y Salvador, además del Estadio Olímpico de Río, antes de la final del día 20, cuando en la víspera de la ceremonia de clausura el Maracaná corone a su primer campeón olímpico.
(FIN) AFP/DGR